Beneficios de pertenecer a un círculo de empoderamiento femenino

Primero que nada, ¿qué es el empoderamiento femenino? En pocas palabras, ser y sentirte capaz de enfrentar los obstáculos que se presenten cuando quieres alcanzar un objetivo. Proviene desde la paz interior, pues a través de esta podrás actuar de forma asertiva. Además, aprendes a hacer mejores elecciones y asumes con responsabilidad. También tienes una mejor perspectiva de las situaciones a las que te enfrentas a diario. Es la capacidad de afrontar las adversidades y convertirte en una persona asertiva, atrayendo lo positivo por medio de acciones y pensamientos. Meses atrás, me incorporé a un círculo de empoderamiento femenino que me ha fortalecido a través de los temas que se han tocado. Temas que alimentan mi ser y mi mente.

Feliz, fuerte e inteligente

¡No más prejuicios ni rechazos! Es cierto que el empoderamiento se confundió debido a falta información y muchas mujeres creen que es la lucha constante contra el género masculino. Entre marchas, discusiones y exigencias no se retoma lo principal: liberar culpas, obtener fuerza, conocimiento y seguridad interior. Desde que inicié el taller, he aprendido a reconocerme y a ver en mi interior quién soy y lo que valgo. Dentro de las pláticas que se abordan, se da un espacio para que cada integrantes narre alguna inquietud o experiencia. Una psicóloga nos va guiando y amplía los conocimientos para profundizar y analizar. El grupo se integra por seis mujeres. Hay madres, maestras, psicólogas y más, pero todas coincidimos en algo: nos vemos como hermanas.

¡Somos todas!

¿Te ha pasado que la vida te sorprende y no sabes qué hacer? Esto me ocurrió a mí, pero esta vez, no permití que la oportunidad se me fuera de la manos. Mucho menos si se trata de aprender, ser libre y feliz. Pretendo continuar en el taller para seguir creciendo. He conseguido grandiosas amistades y he conocido mujeres maravillosas que quieren cambiar al mundo. Un granito de arena puede hacer la diferencia. Quiero ser una persona resiliente y eso haré. Además, busco encaminar a otras mujeres al concepto verdadero del empoderamiento y terminar con esas ideas erróneas y mal enfocadas cuando se pretende luchar por los derechos. ¿Te unes? No se trata de ¿por qué los hombres ganan más o por qué no ayudan en las labores de casa? Esto se llama feminismo radical.

Sé quien eres

A través del círculo de empoderamiento he conocido personas valiosas que han aprendido a amarse y me incluyo, pues de eso se trata. ¿No? Sin duda, esta oportunidad llegó en el momento más apropiado. He aprendido a cerrar círculos, he sanado heridas y trato de encaminar a mi familia a ser mejores personas. Trabajar en el ser te llena de fuerza y amor. Hoy, puedo decir que me falta mucho por aprender y estoy en ese proceso. Me siento una mujer valiosa que se ama y respeta que alimenta su alma y corazón y busca el bienestar propio y ajeno.

¿Te gustaría unirte a un círculo de empoderamiento femenino?

Este video te puede gustar