Beneficios de andar con un hombre menor

Así como preferimos cierta marca de maquillaje o un delicioso platillo, ocurre igual a la hora de relacionarnos con alguien. Algunas creemos que es mejor relacionarnos con un hombre de nuestra edad o un poquito más grande que nosotras. Otras creen que es mejor andar con un hombre menor o con uno con muchos más años de experiencia. Parece que andar con alguien más chico podría aportar muchos beneficios a tu vida, conócelos.

Relacionarte con un hombre menor

Para los hombres menores resulta muy atractivo andar con alguien más grande que ellos. Creen que una mujer mayor les aporta experiencia y madurez. Además, saben que el trato es muy diferente a andar con alguien de su edad o menor. Aunque no lo creas, hay muchos beneficios para ti como mujer. Se podría decir que conoces otra faceta de ti, que de otra manera tal vez no tengas idea que tienes.

Tus emociones

Andar con alguien menor te ayuda controlar mejor tus emociones. Para ellos resulta atractivo que tú (como mujer madura y mayor) no les hagas un drama. Hay que reconocer que estando más chicas, tendemos a hacer drama por cualquier tontería en la relación.

Nada de juzgar

Un hombre mayor puede ser más exigente con lo que quiere de ti y de la relación. Un hombre menor no lo hará, al contrario, te acepta tal cual eres y disfruta de tu compañía. Los jóvenes tienen menos prejuicios de todo. Con un hombre joven te sientes libre, pero tienes apoyo incondicional. Incluso, si no está en tus planes tener hijos, puedes andar con más tranquilidad con un hombre menor.

Nuevas experiencias

Andar con alguien menor te permite experimentar cosas que de otra forma sería más complicado. Ese chico siente un enorme respeto por ti y te lo demostrará cada vez que pueda. Si hablamos del plano sexual, la plenitud de las mujeres es a partir de los 30 años. Para ese entonces, en los hombres disminuye. Si buscas sentirte viva, puedes andar con alguien menor. Sé consciente de que él te verá como su maestra. Sin duda, un hombre menor le dará pasión, innovación y dinamismo a tu vida.

Vitalidad

Estar  con alguien más joven te hace sentir revitalizada. Querrás comerte al mundo y disfrutar de cada instante. Incluso, él querrá incluirte en todos sus planes: fiestas, salidas con amigos, reuniones, etc.

Para que sea una relación exitosa, toma en cuenta que no deben ser muchos años de diferencia. No se trata de que andes con un quinceañero. Si tienes 25 años, puede tener 23 él. Si tienes 28, uno de 25 está bien. Evita tratarlo como si fuera tu hijo. Tampoco seas tú quien pague todo y comprende que también necesita su espacio, igual que tú.

Este video te puede gustar