Así se viven las noches de insomnio cuando eres mamá

Si estás embarazada, te recomiendo que duermas lo más que puedas antes de que llegue el bebé porque es cierto: nunca volverás a dormir. Como mamá nueva, te dicen esto todo el tiempo, pero nunca comprendemos lo que realmente significa.La maternidad es agotadora y durante la cuarentena nos enfocamos en adaptarnos a esta nueva vida. Estás aprendiendo a amamantar y a alimentar a tu bebé.¡Bienvenida a las noches de insomnio!

Te reto a que vivas la maternidad

 Tu bebé y tú se están conociendo. En esta etapa aprendes a diferenciar cuando el bebé llora porque tiene hambre o está incómodo o necesita tu atención. Cuando eres mamá, pasas la noche alimentándolo cada dos horas o incluso cada 30 minutos. A veces estarás amamantándolo hasta por una hora consecutiva. Y también durante la cuarentena tu cuerpo está sanando. Te estás recuperando de dar a luz y tendrás malestares o estarás incómoda porque se te llenan los pechos de leche o cualquier otro dolor relacionado con el parto. Algunas incluso se sacan la leche en la noche.

Triste realidad

La realidad es que no dormirás mucho y resentirás a tu marido. Te sentirás sola y tus hormonas empezarán a alterarse. Te dará coraje de ver a tu esposo profundamente dormido, tal vez incluso soñando mientras tú estás desvelándote con el bebé. Durante el día, tendrás que decidir entre dormir, comer o bañarte. La mayoría de nosotras elegimos dormir; la ducha será para la próxima. Después de la cuarentena, estarás despierta por la noche por muchas razones. El bebé puede tener cólicos, comezón en los dientes o, Dios no lo quiera, puede enfermarse y tener fiebre.

Algunas madres fijan horarios para atender al bebé, pero es posible que él no quiera dormir cuando le toca. Tal vez son las 3 a. m. y tu hijo quiere jugar porque los bebés no tienen sentido del tiempo. (Justo ahora es la 1 a. m. y estoy escribiendo esto mientras mi hijo juega con sus juguetes porque no quiere dormir).

Noches de insomnio

Déjame decirte la verdadera razón por la que nunca volverás a dormir. Es simple y sencilla: ahora eres madre. Hay noches en las que veo a mi hijo y me pregunto cómo diablos voy hacerlo. ¿Cómo soy responsable de la vida de este ser humano? Pensarás en tu situación económica y en cómo harás para pagar sus colegiaturas. Pensarás en cómo pagar y comprar pañales y cómo cubrir todos los gastos.
Pensarás en cómo criarás a tu bebé. O en cómo lo educarás y le enseñarás a ser una buena persona. Te preocupará cómo tus decisiones afectarán a tu bebe. Le pregunté a otras mamás si ese sentimiento desaparece y me dijeron que no. Siempre te preocuparás por ellos, incluso cuando sean adultos.

No pasa nada

Algunas noches, en lugar de dormir, verás a tu bebé dormir. Le agradecerás a Dios por tu hijo y a la vida por bendecirte. La maternidad es difícil y el agotamiento puede alterar tu cabeza. Seré honesta, hubo noches en las que lloré hasta quedarme dormida. Sin embargo, con el tiempo todo mejora. Quería dormir una noche completa y descansar. No pasa nada si alguien cuida a tu bebé mientras duermes. No pasa nada si tomas una siesta. Tampoco si pides que te ayuden a alimentar al bebé por la noche.

Tú eres la mamá y es tu responsabilidad. Pero no pasa nada si pides ayuda, tu hijo no lo resentirá. Así que si estás embarazada, toma una siesta. Sé consciente de que vendrán noches de insomnio y será difícil. La maternidad es difícil, pero una hermosa experiencia que hará que el agotamiento valga la pena cuando tengas a tu bebé en tus brazos.

Este video te puede gustar