Así se desgasta tu relación si tus padres odian a tu novio

Hay muchas cosas por las que tu relación puede arruinarse lentamente. Sin embargo, hay una particular que muchas chicas hemos vivido: cuando a tus padres no les cae bien tu pareja.  Cuando era adolescente, mis padres prácticamente odiaban a mi novio y no me dejaban verlo. En consecuencia, estuvimos juntos a escondidas por mucho tiempo y eso desencadenó muchos problemas. Así se desgasta una relación prohibida…

No pueden verse tanto tiempo como quisieran

Como mi mamá pensaba que esa relación no era buena para mí, me prohibía ver a mi novio. En consecuencia, solo nos veíamos cuando íbamos a la escuela. También estábamos un rato juntos cuando salíamos a patinar con algunos amigos. Parecía que los únicos momentos tranquilos que teníamos eran cuando iba a verlo a su casa. Fuera de eso, sólo nos hablábamos por teléfono y nos enviábamos mensajes.

Ambos les mentíamos a nuestras familias

Con el afán de ver a este chico decía mentiras en mi casa. Las más comunes eran que iba a salir con mis amigos. También decía que iba al cine con una amiga o que estaba en su casa. Mientras mi chico decía que nos sentíamos más cómodos en su casa cuando en realidad no lo dejaban verme. Cada vez que me invitaban a fiestas familiares, él decía que no podía ir porque mis papás eran muy estrictos. Como ven, ambos les mentíamos a nuestras familias, lo cual nos causó muchísimos problemas.

No puedes pedir consejo a tus padres cuando lo necesitas

Cada vez que quería contarle a mi mamá algo que me había pasado, no podía. De igual modo, cada vez que necesitaba un consejo inventaba otra historia. De esa forma ella me daba el consejo aunque no sabía que era para mí. Sin embargo, ella se daba cuenta y siempre terminaba platicando conmigo. Me explicaba por qué esa relación no era adecuada para mí. No obstante, eso sólo lograba que me encaprichara con él.

Nunca pudimos ir de viaje o salir por la noche

Es lógico que en una relación salgas con tu pareja por la noche o inclusive vayas a algún viaje familiar. En este sentido, tus padres hablan con los padres de tu pareja para asegurarse de que estarás bien. También si sales por la noche con tu novio tus padres por lo menos saben que estás con él. Por tanto, te dan permiso de llegar un poco tarde. Sin embargo, como mis padres no sabían que seguía con él, nunca podíamos salir. Ambos nos perdimos de muchas fiestas y salidas en general.

Incluso llegamos a cortar

La situación era insostenible y llegó el punto en que mi novio me pidió que arreglara la situación o mejor termináramos. Yo me sentía entre la espada y la pared pues quería a mi novio, pero quería estar bien con mi familia. En consecuencia terminamos por un tiempo hasta que arreglé todo con mi familia.


Este video te puede gustar