Así se comunica el bebé a través del llanto

Cuando un bebé nace su única manera de comunicarse es el llanto. Las mamás deben en poco tiempo aprender a distinguir lo que cada llanto significa. El bebé tiene diferentes maneras de llorar, de acuerdo a sus necesidades y las personas que conviven un rato con él no se percatan de ello. No obstante, la mamá del pequeño sabe a la perfección que quiere comunicar su hijo.¿A poco no? Si esperas bebé, sigue leyendo para que sepas cómo se comunicará contigo a través del llanto.

La importancia del llanto

Para los bebés es muy importante llorar. Con este acto se pueden comunicar con sus padres y decirles qué es lo que sienten o necesitan. Los primeros meses de vida del bebé el llanto es esencial. Si eres mamá primeriza te costará trabajo entender el llanto de tu pequeño, pero con el tiempo te volverás una experta. Nadie mejor que tú podrá diferenciar el llanto de tu bebé y lo que quiere decir. Que interpretes el llanto del bebé repercute en el bienestar físico y emocional de tu hijo.

Hay niños que lloran más que otros

Todos nos hemos topado con bebés que lloran mucho, en cambio hay otros que solo lloran un ratito. Eso se debe a que cada bebé es diferente y tienen una personalidad y necesidades únicas. Lo importante es que sepas distinguir qué es lo que tu bebé necesita y no te dejes influenciar por comentarios de otras madres.

Esto quiere decir el llanto de tu bebé

Tu hijo puede decirte varias cosas con solo llorar. Por ejemplo, puede pedirte que lo alimentes o anunciarte que su pañal está mojado. También que su ropita lo incomoda o que tiene frío o calor. Por tanto, es preciso escucharlo. Aprecia el volumen, la intensidad y la forma. Cuando está enfermo, aunque no puede hablar, su llanto desesperado, incontrolable e intenso te anuncia que algo no anda bien, que siente dolor o incomodidad. Lo más común es que tenga cólicos o un padecimiento estomacal. Si no es nada de lo anterior, puede que solo esté inquieto, con sueño y quiera a su mamá cerca para que lo abrace. Cuando hayas cubierto sus necesidades, es decir que lo alimentes o le cambies la ropa. Si su llanto persiste, es momento de revisarlo. Verifica su temperatura, su abdomen se siente distendido o duro. De tener fiebre debes acudir el médico de inmediato.

Este video te puede gustar