Así se comporta un hombre manipulador, ¿tienes uno?

Cuando se habla de manipulación normalmente vienen a nuestra mente repercusiones económicas, mamá chantajista para que cumplas con tus deberes o una amenaza de despido si no acabas a tiempo. Sin embargo, más allá de la dominación de las personas cuando alguien ejerce la manipulación lo hace sin ser detectado. Estas son seis claves para identificar a un hombre manipulador.

1. Usa la culpa a su favor

La forma más sencilla de manipular a los demás es usando la culpa. Sacar a colación hechos sobre los que la otra persona se siente responsable o culpable ayudará a que acceda a lo que sea. El simple hecho de mencionarlo pone vulnera a la otra persona. Un hombre manipulador te hace recordar tus pequeñas fallas para que accedas a hacer lo que él quiere.

2. La proyección del egoísmo

¿Conoces el gaslighting? Es una técnica en la cual la otra persona hace que dudes de ti misma. Existen muchas formas de chantajear a alguien usando esta técnica. Por ejemplo: hacerle creer que ha emitido críticas injustas contra alguien más sin que sea verdad. Lamentablemente detectar este comportamiento es difícil. El hombre manipulador hace de todo para confundirte y hacerte creer que la que está mal eres solo tú.

3. Te deja interpretar su silencio

Las personas manipuladoras hacen todo para que las cosas solo queden a tu libre interpretación. La ambigüedad es un arma poderosa. Es decir que no se comportan como monstruos, pero dejan cabos sueltos que pueden usar a su favor. Por ejemplo: un día tu chico decide salir con sus amigos sin decirte nada, no contesta el teléfono y al regresar te encuentras furiosa y él se comporta como el ofendido. Se va al cuarto acusándote de no confiar en él, se aleja de ti y te deja siendo la mala de la situación. Te aseguro que más tarde irás a pedirle perdón.

4. Te dice verdades a medias

Es muy común que un hombre manipulador te dé solo una parte de la información, para que te intereses en un tema que no habrías volteado a ver si hubieras tenido toda la información. De esta forma el manipulador prevée tu comportamiento y para que hagas lo que él quiere. Te sigue el juego para que tu “consigas la información” mientras él se divierte. Así cubre todas las cosas que hace.

5. Usar referentes de manera interesada

Es decir que alaba las virtudes de otra persona a la que deberíamos parecernos. En el caso de un jefe acude a casos de gente exitosa que sacrificó mucho para conseguir el éxito, como justificación para hacer que trabajes de más. Funciona, ya que se daña la autoestima de las personas al compararse con esa persona que sí lo logró. La persona manipulada se esfuerza para dar lo mejor de sí con la promesa del éxito, aunque las circunstancias sean completamente diferentes a las que tenía la persona alabada.

6. Vamos, todo el mundo estaría de acuerdo conmigo

Otra forma típica de manipulación es dar por supuesto que las demás personas harían lo que se nos pide, pues los manipuladores también lo harían en nuestra posición. Un ejemplo puede ser que tu pareja te critique por no traerle flores a su madre, pues si él fuera tú lo habría hecho para quedar bien con la tuya. Esta es una falsa presión social para hacer que encajes en la forma en que él ve el mundo.

Aguas, un hombre manipulador puede ser de lo más peligroso. Si te sentiste identificada en más de tres puntos, es mejor que reconsideres si es una buena opción estar relacionada con ese hombre. ¿Cómo identificar a un buen hombre?

Este video te puede gustar