Así matas una relación sin darte cuenta, ¿lo estás haciendo?

Si últimamente la conexión con tu pareja no es la mejor, quizá estás atravesando por una de esas fases fantasmas que tienen todas las relaciones en algún momento. Ten cuidado, pues es muy posible que sin darte cuenta estés contribuyendo a la inminente muerte de tu relación. Estas son las formas silenciosas en las que puedes matar una relación y tú, ni en cuenta.

Cuando empiezas a ceder ante situaciones que no te gustan

Sabemos perfecto que en una relación alguien tiene que ceder. Sin embargo, no todo el tiempo ese alguien tienes que ser tú. Finalmente, estando en pareja las decisiones deben tomarse entre dos. Ceder todo el tiempo puede comenzar a matar los sentimientos que tienes por tu pareja. Trata de mantener el equilibrio.

Sin tiempo para ti misma

Estar un rato en pareja es indispensable, aunque no todo el tiempo debes estar con él. Ya que quedarte sin tiempo para ti misma puede estrangular tu relación. Recuerda que ambos son seres individuales, si permanecen todo el tiempo juntos en algún punto, alguno de los dos va a reventar. El simple hecho de tener tiempo para tirarte en la cama a ver una serie sola puede ser reconfortante. Nunca pierdas tu individualidad por tener una pareja.

No saber si van en la misma dirección

El veneno que provoca la incertidumbre de si tu pareja te considera o no en su futuro puede acabar rápidamente con tu relación. Hablar del futuro nos trae calma y cierta certeza. Si estás con alguien que no tiene el mismo plan de vida que tú en muchos aspectos, puede ser un deal breaker. 

Las pequeñas mentiras

Todo puede empezar con un “voy a salir con mis amigas”, cuando en realidad solo necesitabas un tiempo a solas. Así mentira tras mentira es como matas una relación amorosa sin darte cuenta. Especialmente cuando las pequeñas mentiras se dan con un gran background. Por ejemplo, que te sientas cansada y no le puedas contar a tu pareja que necesitas dormir, porque él resiente si no lo ves todos los viernes.

El descuido

De repente, un día tu pareja o tú decidieron que era buena idea comerse ese plato extra de cereal todas las noches. Comienza por descuidarse físicamente y se termina un domingo en ropa deportiva sin utilizar desodorante. El descuido no es una buena forma de incrementar el amor de tu pareja.

No es congruente con lo que dice y lo que hace

Él puede decir que te ama, pero últimamente no hace nada que demuestre que lo que está diciendo sea verdad. La congruencia entre lo que se dice y lo que hace es super importante para tener una buena relación de pareja. Ten cuidado, pues esta es la receta perfecta para el desastre y una ruptura inminente.

 

Este video te puede gustar