Así logro tener una buena relación cuando a mi novio lo atacan los celos

De cuando en cuando a mi novio lo atacan los celos. No como en una de esas películas de terror en la que el novio se convierte en un psicópata dispuesto a matar. Sin embargo, de vez en cuando pregunta a quién le mando mensajes, si salgo a comer con algún amigo del trabajo o si sigo en contacto con mi ex, el cual por cierto es gay. ¿Cuestionamiento natural? Quizás hasta cierto punto, pero eso no quiere decir que a veces no sea algo molesto. Los celos siempre son una molestia. A veces señal de inseguridad.

 

Tres años y contando

A veces me pregunto por qué no confía en mí si ya hemos estado juntos durante tres años. Hemos planeado nuestras vidas en común. Realmente no comprendo cuál es su problema, yo no miento cuando le digo que lo amo con el alma. Tuve que analizar el problema de cerca, después de todo en una relación hay dos personas. Me doy cuenta de que estoy haciendo cosas que lo lastiman. Lo puse un pedestal y ahora él siente miedo de caer de la medalla de oro a la de plata en un abrir y cerrar de ojos. Así que cuando los celos aparecen esto es lo que hago.

 

“¿A quién estás ‘mensajeando’?” 

Por unos momentos me gustaría gritarle: “¡No es tu maldito problema a quien le hablo o dejo de hablar”. Sin embargo, recapacito y pienso que a todos nos han engañado alguna vez. Me di cuenta de que nada me cuesta decirle con quién estoy hablando, si el monstruo de los celos aparece.

 

Cuando él quiere estar pegado a mí 

Realmente no busco una relación codependiente. Me gusta que mi pareja tenga su propio tiempo y me dé mi espacio. Sin embargo, en ocasiones a él le gustaría que estuviésemos cosidos el uno al otro. Sé que es su inseguridad hablando cuando se queja de mis amigas llevándome a bares. No obstante, es mi responsabilidad establecer un límite. Ante todo, quiero ser una mujer individual y no dejarme manipular para no ir y ver a quien yo quiero.

 

“¿Dónde andas?”

Para mí es realmente exasperarte cuando mi novio me pregunta todo el tiempo en dónde estoy. Al principio me pongo realmente a la defensiva. Así que tengo que respirar varias veces. Lo hablé con él y me explicó que solo quiere saber que estoy bien. Cuando era soltera solía irme de fiesta con mis amigas sin avisarle a nadie. Ahora después de tres años de relación me cuesta trabajo avisarle dónde estoy. Ya sé que lo hace para saber que estoy bien.

Huir de los celos de tu pareja no es la solución, sobre todo si tienes una buena relación. La mayor parte del tiempo escucho comentarios como “déjalo” o “que no te controle”. Sin embargo, siento que tampoco podemos huir de los malos comportamientos de nuestra pareja. Si esperamos a que nuestra pareja carezca de defectos, entonces seguramente nunca encontraremos un amor sincero.

Este video te puede gustar