Así les dije a mis papás que me iba a vivir con mi novio

Luego de más de cuatro años de relación, Iván me pidió que nos fuéramos a vivir juntos. La verdad es que tenía mucho temor, pero dije que sí. Sin embargo, el tiempo pasó y la petición no se concretaba. La verdad, es que fui posponiendo ese momento porque no sabía cómo le iba decir a mis papás que NO me iba a casar, por el momento, pero que quería vivir con mi novio. A finales de noviembre de hace dos años decidí que era el momento para hacerlo.

Elegir el día

Ningún día iba a ser  perfecto para decirle a mis papás. Decidí que Navidad era la mejor fecha, pues todo es amor y armonía en la familia. Además, seguro, pensé yo, todos iban a apoyarme. La verdad es que no quise arruinar la noche tan divertida que estaba pasando mis papás que lo dejé pasar. Además, siendo sincera me acobardé. Tres días después me armé de valor y se los dije. Mi papá se enojó mucho conmigo, me dejó de hablar una semana. Mi mamá lloraba como Magdalena y solo mi hermana me animaba.

Explica tu razones

Por alguna razón las personas piensan que cuando decides irte a vivir con tu novio es porque estás embarazada. Les dejé claro que no estaba esperando un hijo y que para eso aún faltaba. Les expliqué que consideraba que era el momento oportuno para dar el siguiente paso: vivir con mi novio. Sí queríamos casarnos, pero lo mejor era conocernos como pareja. “¿Qué tal si no funciona?”, les dije.

Escucha su opinión

Aunque yo ya tenía tomada mi decisión, dejé que mis papás y mi hermana externaran la suya. Mi papá no está de acuerdo para nada. En realidad no tenía ninguna razón simplemente decía “no”. Por su parte, mi mamá me dijo que merecía “salir bien de la casa”, por lo que ella quería que me casara. Mi hermana tampoco estaba de acuerdo, pese a que conocía a Iván y sabía que era un buen chico. Me dijo: “No estoy de acuerdo en tu decisión; sin embargo, sabes que te quiero y te voy a apoyar”.

Hablar como pareja

Lo mejor, desde mi experiencia, es que hables primero con tus padres y luego los dos como pareja. Si tu papá no se lleva con tu pareja puede terminar mal. Yo, por ejemplo, ablandé el terreno para que Iván fuera a hablar con ellos. No es que fuera a pedirles permiso, pero para mí era importante que hablaran.

Vivir en pareja no es fácil

No me arrepiento en ningún momento de vivir con mi novio. Soy feliz, nos complementamos bien, pero todo ha sido un proceso de aprendizaje, y en ocasiones difícil. Cada uno tiene su carácter y la formas de hacer las cosas. En ocasiones hay que aprender a ceder y en otras mantener tu posición firme. Suena muy de lugar común, pero la comunicación debe ser fundamental.

Este video te puede gustar