Así ha sido perder al amor de mi vida

Hace un poco más de un año, murió el hombre al que más he amado. A mis 30, lo único que se es que hasta hoy, él es el amor de mi vida. Nada de este tiempo ha sido fácil. Desde verlo poco a poco irse haciendo chiquito con las quimioterapias, hasta ese momento en el que dejó este mundo mientras sus papás y yo no entendíamos lo que pasaba.

El proceso de una enfermedad tan traicionera como el cáncer, es horrible, tanto para el enfermo como para los que están cerca de la persona, pero incluso peor que eso ha sido tener que aprender a vivir en un mundo en el que él ya no está. ¡34 años!, ¿quién puede entender que alguien se puede morir tan joven? Para mí es algo que todavía no tiene sentido. El amor de mi vida, era un hombre joven, guapo, fuerte y con una vitalidad impresionante, ¿cómo pudo ser más fuerte el cáncer que él?

Tiempos

Para mí, los primeros meses fueron de un adormecimiento total, los pasé como “de noche”, ida. Después vino algo más complicado, que fue despertar en una realidad que no me gustaba, que no me gusta. Mi cabeza todavía no se explica como no puedo escribirle para contarle algo, o solo dormirme abrazada por él una vez más. Desde que lo conozco, la forma en la que podía llorar era abrazada por él, me hacía sentirme segura. ¿Cómo lloro ahora?

Ya pasó un año y no se pone más fácil. Tengo de pronto algunos destellos de felicidad, pero lo que más tengo durante el día es ansiedad. Entiendo que algún día esa va a pasar y que me voy a sentir mejor. Todavía no lo veo. Aún así entiendo que hay que darle tiempo a tiempo.

Hace poco, la esposa de unos de sus amigos, que es psicóloga me explicaba que, físicamente, al cerebro le toma al menos un año, entender que alguien ya no está. A eso todavía hay que sumarle toda la parte emocional. Si algo he aprendido con esto es que cada persona tiene un tiempo distinto y que está bien no estar bien.

Lo que sí me ha servido

Two young hitchhikers walking along the road

El primer libro que me dio un poquito de paz, hace unos meses fue “Muchas vidas, muchos maestros” de Brian Wess. Lo leí en un día, lo podía soltarlo y esa noche soñé con él, tranquilo, sano diciéndome que estaba bien. Con solo acordarme de esa imagen sonrío, en automático. El libro habla de como existen otras vidas que hay gente que está ligada y se vuelven a encontrar en otras vidas.

Esa idea me da felicidad, son esos pequeños destellos que les platicaba antes.

Otra cosa que creo que puede servir siempre es aprender algo nuevo. Desde la semana pasada estoy en un curso de Reiki, y me genera mucha ilusión. Con el curso he tenido acceso a mucha información que, al menos a mí, me está ayudando a entender un poco lo que pasó y me entusiasma el poder ayudar a la gente a través de esto.

Lo que tengo que agradecer

Lo que sí les puedo decir, es que valoro inmensamente todo el apoyo que he recibido. No todo el mundo entiende como ha sido para mi perder al amor de mi vida, eso es un hecho, pero quienes sí, han sido lindos y comprensivos en todas las fases por las que he pasado, que no han sido pocas. Empezando por el adormecimiento, en el que estaba completamente disociada, un nivel enojo, en el que sólo quería gritarle a todos y la que no logro pasar, una profunda tristeza que me convierte en una persona muy distinta al que era antes de todo esto.

Cuando pasamos por una situación complicada es importante saber que hay gente que nos quiere y nos apoya, incluso cuando no entiendan por completo lo que estamos sintiendo. A todos ustedes, ¡gracias! No saben lo que esto ha significado para mí.

Agradezco también la presencia de una ser divino que llegó a mi vida cuando más falta me hacía, mi perrita. Yo nunca había sido una dog lover hasta que ella escogió estar conmigo. Es una cosita linda llena de amor que me saca una sonrisa cuando menos me lo imagino.

 

Lo que sigue

Se que todavía tengo mucho camino por delante, y que para poder empezar a sentirme mejor tengo que empezar a cuidar un poco más de mí. Estoy empezando a dar pequeños pasos hacia allá. Se que al final todo va a estar bien, espero que sea más o menos pronto.

 

Este video te puede gustar