Así fue como perdí a un chico por celos

Alguna vez, cuando era pequeña, escuché que alguien dijo que si alguien te celaba era porque te amaba. No hay nada más falso. Sentir celos no está padre. De hecho, puedes ocasionar que esa persona que te importa se aleje para siempre. Además, los celos son nocivos para la salud, pues te hacen sentir insegura e incluso te deprimes.

Los celos reflejan tus inseguridades

Pero, ¿por qué sentimos celos? Bueno, tal vez existan muchas explicaciones y un sinfín de respuestas científicas o psicológicas. La verdad, no lo sé. En mi caso creo que fue por inseguridad y por algunos viejos traumas que arrastré de antiguas relaciones. El punto es que perdí a un chico por celos, y era uno que valía mucho la pena.

Los celos no halagan a nadie y tampoco son para demostrar amor

Las cosas iban muy bien entre nosotros. Nos veíamos con cierta regularidad y nos texteábamos todos los días. Después decidimos llevar las cosas a otro nivel. Comenzamos a salir como una auténtica pareja. Nuestra relación iba viento en pompa. De hecho, todos nos decían que hacíamos una muy linda pareja, pero luego todo cambió. En una ocasión, cuando fuimos a cenar, de pronto se puso a responder mensajes de texto de alguien más. Yo no dije nada, enrollé mi tenedor con un poco de pasta, lo puse dentro de mi boca y lo mastiqué. De pronto me sentí muy incómoda. Él sonreía, al mismo tiempo que respondía. Le di un sorbo a la copa de vino tinto que había sobre la mesa, para darme valor, y le reclamé. En un parpadeo ya estaba haciendo una escena. La gente en el restaurante volteó a vernos. Todos me miraban con extrañeza, pero más él. Al final, no se trataba de otra mujer, tan solo era un amigo que hablaba con él de videojuegos. Me sentí muy avergonzada y le ofrecí una disculpa. Él sonrió y me perdonó.

Sentir celos puede ser el infierno

Creo que aquella primera vez le pareció halagador que lo hubiera celado. Se sintió importante y amado. Pero cuando las crisis de celos se hicieron más frecuentes, cambió de opinión. Al final todo estaba en mi mente, era producto de mi imaginación. Mi cerebro comenzó a relacionar hechos del pasado con algunas actitudes de mi pareja en el presente. No tenía pruebas de nada, todo siempre eran suposiciones. Al final él se hartó y me pidió que termináramos. Ahora que lo miro en retrospectiva, no lo culpo de nada.

Por celos puedes perder al hombre de tus sueños

Es verdad que cometí algunos errores. Uno de ellos fue iniciar un noviazgo con él cuando tenía poco tiempo de haber terminado con alguien. Esa relación que tuve antes de conocerlo fue conflictiva. Esa persona me fue infiel muchas veces, hasta que lo pillé. El segundo error fue no haber sanado esa herida. Salí con él para no pensar en quien me había tratado mal. Y el tercer error fue asumir que todos los hombres son iguales. Tarde comprendí que eso no es verdad. Existen hombres grandiosos allá afuera que están esperando encontrar el amor, y es mejor estar preparada y segura.

Cómo superé los celos

Una vez que acepté que tenía un problema con los celos, fue más fácil superarlos. Lo primero que hice fue trabajar con mi seguridad. Después asumí que si un chico quería estar conmigo entonces no tenía por qué preocuparme por las “amenazas”. También aprendí a racionalizar mis emociones y sentimientos para descubrir de dónde venía esta inseguridad. No voy a negar que a veces entro en pánico y me dan celos. Pero ya no armó un escándalo. Lo que hago es mantener la calma, descubrir de dónde viene esa ola de sentimientos negativos y una vez que lo racionalizo, lo hablo con mi pareja, pero sin hacer escenitas.

Espero que mi experiencia te sirva para que no cometas los mismos errores; de lo contrario, te podría pasar lo que a mí y perder a un chico valioso solo por insegura.


Este video te puede gustar