Así estoy enseñando a mi hijo a no ceder a los chantajes de sus “amigos”

Enseñar y educar a los hijos parece una tarea sencilla, pero la realidad es una cosa muy distinta. No se trata solo de buscarles ropa que los haga verse lindos. Tampoco se trata de comprarles los juguetes más caros o los que están de moda. No, la maternidad es mucho más que eso. Es guiar a los hijos por un camino en el que sepan lo importantes que son. También es esencial enseñarles a no ceder ante cualquier persona. Finalmente, el alma de un niño es tan noble, que de nosotros como padres depende no permitir que alguien intente corromper esa inocencia.

Los niños son moldeables

Bien dicen por ahí que los niños son como esponjas que absorben todo lo que está a su alrededor. Ellos no saben diferenciar entre lo bueno y lo malo. Esa es tarea nuestra, pues sus almas son tan nobles, que no distinguen la maldad en nadie o en nada. Por eso es importante que como padres no dejemos de apoyarlos ni de corregirlos cuando sea necesario e importante. Conforme crecen, nuestros hijos se relacionan con otros niños que vienen de distintos estratos sociales. Por más que deseáramos que todos tuvieran el mismo chip de inocencia, no es así.

Niños abusivos

No me gusta encasillar a las personas en algún término o definición, pero es un hecho que hay niños muy abusivos. Son niños carentes de educación a los que no se les han marcado límites. Sus padres les han enseñado que ellos son libres de hacer cualquier cosa para conseguir lo que quieren. Sí, es un hecho que nuestros hijos son libres de tomar sus decisiones, siempre que no afecten a terceros. Tampoco es correcto que usen a otros para lograr sus objetivos. Te sorprendería ver desde qué edad los niños chantajean a sus pares con tal de salirse con la suya. Seguro te suena el famoso: “Si no me prestas tu oso de peluche, ya no voy a ser tu amigo”. ¡Exacto! Tan simple como eso, es chantaje.

Es importante no ceder ante el chantaje

El chantaje es maltrato psicológico que ejerce otra persona sobre nosotros. Esto influye en las decisiones y acciones a seguir. Casi siempre sucede cuando hay un vínculo emocional, pues eso facilita que quien intenta el chantaje logre su cometido. Lo malo es que la víctima no sabe decir NO, por lo que le cuesta trabajo defender su persona y tal vez tenga baja autoestima. Si tu hijo tiene baja autoestima, no sabrá defender su opinión y tendrá que hacer cosas que tal vez van en contra de su voluntad. Imagina lo difícil que resulta. Tu hijo no tiene que sentirse aceptado por otros para ser feliz en la vida. Eso es lo que tenemos que enseñarles y recalcarles, para que no terminen haciendo cosas que no desean.

Enséñale y ayúdalo a no ceder

Parece una labor complicada, pero no lo es. Amo tanto a mi hijo, que haría lo necesario con tal de saber que estará bien siempre. Por eso me he dedicado a fortalecer su autoestima, pues sé que es capaz de salir adelante y quiero que él también lo tenga presente. Además, al apoyarlo, él sabe que siempre estaremos apoyándolo u orientándolo cuando lo necesite. Mientras se sienta amado, escuchado y comprendido y sepa que confiamos en él, sabrá que no necesita la aprobación de otros. También es importante enseñarle que no todos los que se dicen sus amigos lo son. Muchos solo llevan un disfraz, pero su única intención es dañarlos. Tranquila, como padres tenemos las herramientas necesarias para enseñarles a no ceder. No tengas miedo y no dejes solo a tu hijo en esta travesía.

Este video te puede gustar