Así cambia tu cerebro con la maternidad

Indudablemente, la maternidad trae consigo grandes cambios en la vida de las mujeres. Estos son físicos, biológicos y sociales. Si ya eres madre, quizá notes que tu comportamiento ha cambiado y probablemente tengas muchas preguntas al respecto. A continuación te explico cómo cambia tu cerebro cuando eres mamá.

Sí, todo empieza con las hormonas

Para empezar, las mujeres experimentan un flujo hormonal muy intenso. Esto ocurre desde el momento de quedar embarazadas hasta el alumbramiento y también durante la lactancia. Esta actividad hormonal es una especie de preparación del cerebro para asumir un cambio dramático en algunas partes.

Ahora todo tiene sentido

Ahora que tienes un hijo probablemente le prestas una excesiva atención a la limpieza y la sanidad del espacio que lo rodea. De acuerdo a algunos estudios, esta y otras actitudes se deben a diversos cambios cerebrales que inician durante el embarazo, los cuales les permiten a las mujeres realizar lo necesario para satisfacer a su bebé. Estos ayudan a las madres a empatizar con el dolor y las emociones del recién nacido. Lo anterior favorece algunos estímulos que resultan positivos para él, como las canciones de cuna o los arrullos. También les ayuda a las mamás a estar más alerta ante las posibles amenazas.

Por eso pareces sobreprotectora

Un estudio determinó que después de dar a luz, el volumen de materia gris cambia drásticamente en los cerebros de las mujeres que se convirtieron en madres. Esto ocurre sobre todo en las regiones que involucran procesos sociales. Esas áreas cerebrales son también las que dan la capacidad de atribuir emociones y estados mentales a otras personas, es decir, de saber y anticipar lo que el otro siente y piensa, lo que resulta clave para criar a un ser humano.

Ahora que ya sabes cómo cambia tu cerebro, no te sientas mal por ser una mamá sobreprotectora.

Este video te puede gustar