Aprende a afrontar el fin de una relación formal

Cuando consolidas una relación con alguien, sabes que ya no hablas de algo pasajero. En ese momento entiendes que es una relación formal. Sin embargo, qué ocurre si al paso del tiempo esa relación termina por los motivos menos esperados. No estás preparada para afrontar algo así, pero aquí te dejo algunos consejos para que ese momento no se convierta en una experiencia dolorosa.

Todos hemos terminado una relación formal

Es casi un hecho que todas hemos pasado por una ruptura amorosa. Los motivos son diversos y en función de ellos los vivimos de una u otra manera. Sin embargo, del modo que sea, poner fin a una relación no es nada sencillo. Al hacerlo existe una mezcla de sentimientos encontrados: frustración, fracaso, vacío, nostalgia y soledad.

No hay garantías en nada

Algo que debes tener claro siempre es que nunca hay garantías en nada. Cuando conoces a alguien, cada uno tiene una historia, creencias, experiencia y manera de ser. Al decidir compartir su vida, alguno puede renunciar a sí mismo para convertirse en lo que el otro desea. Si esto pasa, la persona que decidió cambiar, se pierde a sí misma. Justo en este tipo de casos se genera dependencia emocional.

En otros casos, cuando no eres lo que la otra persona espera, después de un tiempo comienza una lucha agotadora. En ésta se busca conseguir un cambio; sin embargo lo único que se consigue es darte cuenta de que no estás a gusto.

¿Cómo afrontar algo así?

Cuando pierdes a un ser querido o terminas una relación formal, necesitas un proceso de duelo. Es normal que sientas que algo se ha roto en ti. Finalmente, algo no volverá a ser igual. Sin embargo, eso no es motivo para que tu vida siga adelante. Es importante que tomes conciencia de la situación que estás viviendo. Necesitas saber hacia dónde puedes seguir y a dónde no debes volver.

Aprende de todo lo que vivas

Recuérdate lo valiosa que eres, la capacidad que tienes de seguir adelante. Cada experiencia te hará más fuerte y tendrás más claro lo que quieres y lo que no. Cuanto más segura estés de eso, tus elecciones serán mejores la próxima vez.

Este video te puede gustar