Antes los hombres se veían como George Clooney, ahora se ven… pues

Nostalgia. Es lo que muchas chicas sienten cuando ven películas románticas en las que los hombres, se veían (y actuaban) como verdaderos caballeros. De eso ya hace un tiempo. ¿Sabes de lo que hablo? Seguramente sí y es muy probable que también los añores… Y si no, mira de lo que hablo.

No sé tú, pero yo…

 

No, no voy a cantar. Ya hablando en serio, yo siento nostalgia por los hombres galantes y caballerosos que parecían abundar hace unos años. Creo que el día de hoy hay muchos hombres que valen la pena, pero ahora muchos de ellos dejan de hacer lo que antes considerábamos una regla básica de educación: ser atentos. Por ejemplo, abrirnos la puerta, ofrecernos el asiento y por supuesto pagar la cuenta en una primera cita. Se le llamaba cortesía y el día de hoy se está extinguiendo. Y si bien hay cosas increíbles de los hombres actuales, como que tomen en serio tu carrera, dividan los gastos de la casa y que no piensen que por ser tu esposo le tienes que servir la cena caliente cuando llegan, la cortesía nunca está de más.

Las modas infernales

El día de hoy son pocos los hombres que tienen un buen traje en el armario. Créeme trabajo haciéndole guardarropa a unos cuantos. Y si bien ir a la oficina en jeans es algo genial, también lo es ver de vez en cuando al chico que te gusta en un traje super masculino. No se compara en nada cuando usan jeans rotos, con una t-shirt básica y sudaderas deslavadas.

Ya mejor ni hablamos de los peinados

Esta moda de la barba y el man bun le va a hombres muy masculinos y con facciones finas. Sinceramente sabemos que no es para todos. Además, si hay algo aún más frustrante es que los chicos que traen barba no siempre la traen bien cuidada. Así que no importa qué tan guapo esté el chico en cuestión, pues no hay nada más desagradable que ver una barba mal cuidada. Es como si estuvieras saliendo con el tío Cosa pero con mucha orzuela.

La forma de ligar

Hoy en día existen muchas formas de ligar. Lamentablemente algunas de estas formas se prestan para malos entendidos. Sí, estoy hablando de las apps. Si aún no las has probado, tengo que advertirte que algunos chicos son pésimos con el tacto. Pero no te asustes, como en la vida real, hay de todo un poco, así que no te eches para atrás por el primer patán que encuentres. Y también considera que si los hombres son malos para ligar en la vida real, a veces por las apps son peores. Ten paciencia.

Las citas de hoy en día VS: las de antes

Quizás ligar no es lo mío y mi cita ideal sea algo anticuada, o siempre ha sido de este modo y solo he vivido engañada toda mi vida, pero, según yo, cuando estás saliendo con una chica tienes que esforzarte tantito. Y estas son las cosas mínimas que toda mujer busca en una buena cita:

  • Antes, los chicos tenían el entendido de que invitar a una chica era llevarla a un lugar lindo y,  por supuesto, “invitarla”. Ahora es común que la cuenta se divida en dos y, en el peor de los casos, que sea la chica la que pague todo. Si te ha pasado, por favor deja que hagan el intento por lo menos de pagar la cuenta ellos, eso no te hace menos independiente. Se le llama cortesía.
  • Hace algunos años, los chicos te cortejaban, te daban regalos y hasta te hablaban por teléfono. Ahora te mandan whats. Para ellos dar flores u otros regalos es algo extraño y la mayoría se siente con la confianza de empezar a hablar con la frase: “¿qué onda, unos besos?”.
  • Por supuesto, hace unos años un hombre no tendría cara para decirle una sola grosería a la chica que está intentando conquistar. No obstante, en algún momento esta línea de confianza se perdió y algunos hombres se sienten a gusto diciéndote “who…”

Y hay más

  • Abrir la puerta del coche, ofrecerle la mano para salir o acercarle la silla es cosa del pasado. Hoy en día, el hombre que lo hace es un tesoro que no debes dejar ir. He visto a chicos que esperan que la chica (o peor aún su pareja) salga y se meta al coche apenas con sonar el claxon. Ya ni pensar siquiera en que le abra la puerta.
  • La cortesía de pasar por la chica es algo extraño hoy en día. Sabemos que todos estamos super ocupados, pero regresar a tu date en Uber por cuestiones prácticas sigue siendo algo muy extraño. Por si no lo recuerdan, chicos, llevar a la chica a su casa era la excusa perfecta para obtener un beso.

¿Quién sabe?, la educación que tenían los hombres hace unos años tenía cosas positivas. Deberíamos tomar lo bueno del pasado y no dejar que eso se desvanezca aún más. Si bien habemos mujeres muy fuertes e independientes, también las habremos románticas y queremos que nos traten con respeto y caballerosidad.

 

Este video te puede gustar