Amo mis senos pequeños y tú también deberías hacerlo

Desde que tenía 12 años vi cómo mis compañeras comenzaban a desarrollarse en todos los sentidos y yo no. Por más que pasaban los años yo seguía teniendo cuerpo de niña. De esa manera llegué a la mayoría de edad y mis senos eran pequeñitos. Al principio me acomplejaba y me hacía sentir insegura. No obstante, con el paso del tiempo aprendí a amar mi cuerpo por la oportunidad que me brinda de estar viva. En consecuencia, ahora amo mis senos y me siento más sensual.

Aprendí a amar mi cuerpo más que a nada

Existen muchos tabúes en cuanto la apariencia del cuerpo. Además, los medios de comunicación siempre han transmitido estereotipos irreales y distorsionados de la figura femenina. En consecuencia, nos enfrentamos a un ideal que nos hace sentir derrotadas e inseguras. Yo luché contra eso varios años. Incluso algunas amigas me hacían burla por ello. En consecuencia, en mi cabeza siempre estaba la idea de operarme el busto. No obstante, mi hermanito pasó por el quirófano y entendí la importancia del cuerpo y el respeto que se le debe. Entendí que sin importar su color, volumen o estatura, mi cuerpo me permitía percibir el mundo y disfrutarlo. Por tanto, merecía mi amor y respeto.

Amo la comodidad que me dan

Hay muchas desventajas que sufren las chicas con senos grandes. No pueden correr, por ejemplo, o les duele la espalda y con el tiempo sus bubis pierden elasticidad y firmeza. Sin embargo, las chicas con bubis pequeñas podemos correr, dormir boca abajo y saltar y sabemos que la caída de los senos no tiene por qué asustarnos.

Podemos utilizar escotes profundos sin vernos vulgares

Antes me daba miedo utilizar escotes profundos porque mis senos eran muy pequeños. Sin embargo cuando veía que las chicas de senos grandes las utilizaban, me sentí más tranquila. Obviamente se ven hermosas, pero a veces su busto se ve exagerado. Por tanto, comencé a utilizar escotes medianos y profundos. Jamás me he sentido incómoda ni mucho menos vulgar, al contrario me siento muy sexy sin importar lo que los demás digan.

Luces eternamente joven

Una de las cosas que amo y odio de tener los senos pequeños es que luces más joven de lo que eres. En este sentido, los senos con mucho volumen hacen que te veas mayor. En consecuencia, cuando son pequeños, te ves como una jovencita. Esta es una ventaja que tendrás que aprender a utilizar a tu favor. Por esas razones amo mis pechos pequeños, ¿tú tienes alguna razón en particular?

Este video te puede gustar