Algunas experiencias extrañas contadas por psicólogos

Las enfermedades mentales suelen ser ignoradas. Es el vecino raro de la cuadra o la chica con problemas que siempre está vistiendo de negro. El terror es parte de sus vidas, pues en su mayoría ninguno recibe tratamiento. Y si bien no existen muchas personas con esquizofrenia, me gustaría que vislumbramos lo que un grave caso de ansiedad y depresión puede provocar en una persona. Sí te sientes aterrorizada por tu compañero el raro, imagina que siente el. Al ser ignorado, incomprendido y echado a un lado por toda una sociedad.  Estas son algunas historias extrañas contadas por psicólogos. ¿Experiencias extrañas?

El hombre poseído

Me encontraba haciendo un servicio social, en un pueblito de México. Allá en las afueras de Veracruz donde todavía existen comunidades con creencias muy arraigadas. En una ocasión una madre muy preocupada llego a mi consultorio pidiéndome ayuda. Su hijo parecía estar muy enfermo, el pastor y su congregación estaban convencidos que el chico permanecía bajo los efectos de un demonio. Su madre me pedía hacerle una evaluación psicológica porque nadie podía mejorar el estado de ánimo del muchacho. Con gran pesar me dirigí a la casa de esta pobre mujer que parecía bastante afectada de los nervios, con la situación presente.

La casa hecha un desastre…

Al llegar a su casa me pude dar cuenta de la atmósfera pesada que había en casa. Todo se encontraba sucio, tirado y el pobre paciente estaba en cama, amarrado. La verdad yo me encontraba muy nervioso, las creencias de las personas suelen nublar el buen juicio. Comencé mi sesión como de costumbre, el chico atado a la cama tenía un aspecto deplorable y comenzó hablando con tranquilidad. Después de unos momentos noté que sus manos se comenzaban a mover sin control, tras una hora de consulta me di cuenta que ese tic se convertía poco a poco en saltos y groserías. Era evidente, Síndrome de Tourette en una etapa muy avanzada junto con un poco de sugestión, el cuadro perfecto para que se piense que alguien está poseído. Le hice algunas preguntas a su madre quien casi me confirmó mi sospecha. Le pedí que llevara a su hijo al hospital y tras un buen tratamiento, cambio de ambiente y terapia sus tics fueron cediendo poco a poco. Hay que tener cuidado en qué personas (aguas no estoy diciendo Dios) impregnas tu fé.

La niña en el espejo

Cierta vez atendí a una familia muy preocupada por su hija de 4 años de edad. La madre insistía en que la niña hacía cosas de lo más extrañas en casa y tenía miedo de que un día fuera a lastimar de gravedad. Trabaje con la familia un par de sesiones, la niña insistía en que la niña en el espejo le decía que hiciera cosas. Al principio creí que esta pequeña se había inventado una amiga imaginaria, la chiquita insistía en que esa niña quería jugar de noche. La pequeña solía platicar con el aire y jugar sola en el patio. Algo nada extraño los niños suelen hablar para si mismos, es algo relativamente normal durante la infancia. Le pedí a la pequeña que no le hiciera caso a su amiguita si le pedía hacer cosas peligrosas. Después de la segunda sesión los padres tuvieron una reacción demasiado dramática.

El terror de esa noche

Al parecer ese día en la noche el espejo que se encontraba en el comedor se partió en dos. A la mañana siguiente la pequeña le dijo a sus padres que su amiga estaba enojada porque no la dejaban jugar con ella. Esta familia salió corriendo de casa a toda velocidad. Tiempo después me encontré a la familia de casualidad en un restaurante, me contaron lo que pasó. Su pequeña había cesado con los juegos a solas y las largas charlas sin sentido. Es más, ya ni se acordaba de su pequeña amiga. La verdad es que no creo que haya sido un fantasma. Sino el cambio de ambiente y el que la metiera a clases de ballet con niñas de su edad lo que modificó su comportamiento.

¿Experiencias extrañas? si tienes alguna me encantaría leerla.

Este video te puede gustar