Si fuiste la más alta, SEGURO sufriste esto…

Ser alta, como todo en la vida, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.
Por ejemplo, puedes ver perfectamente un concierto sin ser aplastada. Pero otras veces, si tienes amigos petite, puede que te la pases encorvada intentando escuchar las conversaciones o de plano termines sentándote.
Existen muchas cosas que sólo si eres alta vas a entender…

¡Nunca vas a pasar desapercibida!

A menos de que vivas en Europa o seas realmente muy alta.
Toda la comunidad te hará comentarios como “Wow ¡qué alta eres! ¿cuánto mides?”

giphy (40)

Nunca faltan las “bromas”…

Cuánta gente no te ha preguntado: “¿Cómo esta el clima allá arriba?”…
ja ja ja qué chistosos tus amigos.
Mi favorita y más original fue: “¡No inventes! Si escupes, ¡me ahogo!”

giphy (43)

Las parejas.

¡Encontrar a un hombre igual de alto que tú es totalmente una hazaña!
En fin, si decides andar con alguien más bajito que tú, vas a tener que adaptarte.
Y no sólo es la odisea de no saber si ponerte tacones, también incluye el agacharte para besarlo, la extrañeza al acomodarse para abrazarse o  simplemente, ¡¡tener que inclinarte para alcanzar su mano mientras caminan!!

alta 1

Luego, vienen los bailes…

Algunas mujeres altas se rehúsan a bailar, y no es porque sean amargadas o antisociales.
Es que si ni siquiera te puede ver a los ojos, ¡¿cómo esperas que te dé una vuelta?!

tall 3

Los amigos bajitos…

Caminar entre la gente puede ser un poco desesperante y más si eres el único ser vivo alto.
Es buenísimo si estás buscando a alguien entre la multitud, pero deja de ser tan divertido cuando no oyes la conversación o terminas encorvándote toda la tarde por intentar ver a tus amigos.

tall 2

Tu altura intimida.

Cada que uses tacones, es casi seguro que te critiquen. Aunque sea algo medio escondido como: “No te pongas esas cosas, ¿no ves que los demás nos vemos chiquitititos?” En un lindo tono de broma excepto que, no es gracioso.
Pero la gente no sólo te dice: “¿por qué te pusiste eso?” Sino que todos te ven hacia arriba y, lamentablemente, tú los ves hacia abajo.

tall 4

Nuestros abrazos.

Como que te enchuecas, intentas que tu busto no le quede a nadie en la cara, cuidado con tu cabello, no sofoques al otro… Todo, con tal de no aplastar a las personas.
¡Dar abrazos puede ser un show!

giphy (2)

Ir a la estética.

Tener un estilista bajito es de lo peor y no es que lo/la discriminemos pero…
¡Pobre! Va a tener que bajar la silla lo más que se pueda para poder ver toda tu cabeza.
Si aún así no lo logra,  probablemente termine de puntitas para poder cortar tu melena.

shutterstock_88135864

La regadera

La altura equivocada puede hacer que te golpees la cabeza constantemente al bañarte, o que ni siquiera puedas mojar tu cabello.
¿Por qué no piensan en la altura de todas las personas?
Eso de bañarte en cuclillas no esta nada cool.

tall 7

Foco rojo.

Vayas a donde vayas, tus amigos te usan de referencia.
Porque obviamente te ves en todas partes.

tall 6

La pesadilla de la ropa.

Con pantalones, viene la eterna batalla entre tu talla de cintura y el largo de tus piernas.
Con el tiempo, encontrar pantalones que siquiera lleguen a tus tobillos o los cubran se vuelve un verdadero logro.

¿Y qué decir de los vestidos?
Con la moda de los minis y el calorcito de verano, terminas convirtiendo los vestidos en blusas o blusones.
Sino, ¿cómo podrías salir de casa?

Problemas-que-las-chicas-altas-entenderán-18

Cuando te tomas la foto…

Si el que toma la foto no se aleja, puedes terminar con la cara cortada.
Además, es obvio que te vas a ver como un gigante a lado de tus amigos petite.
Uff y en las fotos grupales, o te obligan a agacharte tanto como puedas o te mandan hasta atrás.

giphy_giantadele

Los baños.

Oh ese momento incómodo donde notas que tu cabeza sobresale de la puerta de los baños públicos.
Y pobre de ti si hay alguien esperando, porque no falta quien intente hacer contacto visual.

tall 8

De todos modos, ¡tu altura es fabulosa!

giphy_divaprincessfrog



Este video te puede gustar