Algunas chicas nunca han tenido orgasmos… ¡de lo que se están perdiendo!

Todos los medios están invadidos con mensajes que aluden al sexo y el placer. Así mismo se respira en el ambiente sólo un poco de mayor libertad sexual y liberación femenina. Cada vez podemos expresarnos más acerca de lo que queremos y lo que no. En consecuencia, esta apertura trae consigo nuevas prácticas, juguetes y estimulantes que mejoran tus orgasmos. Sin embargo y aunque muchas no quieran aceptarlo, hay algunas mujeres que nunca han experimentado un orgasmo.

 Algunas chicas simplemente no lo sienten

Existen diversos factores que pueden impedirte llegar al orgasmo. Entre ellos se encuentran los más obvios como el estrés y los impensables como el no hacer ruido durante el coito. En este sentido, algunos estudios aseguran que el 30% de las mujeres no están satisfechas tanto con su vida sexual como con la calidad de sus orgasmos. Debemos recordar que el orgasmo sí es una tarea en equipo, pero sólo funcionara si tú sabes lo que te gusta y lo que no. Por tanto debes hacerte cargo de tu vida sexual y acudir con un especialista para descartar cualquier problema médico o físico, como la anorgasmia. Además puedes explorarte sin culpas o miedo.

 Fingirlos es más fácil que conseguirlos

Ya sea para aumentar el placer de su pareja, miedo a admitir la anorgasmia o como un medio para estimularse muchas chicas prefieren fingir un orgasmo. Esta es una muy mala idea. Por una parte porque debemos aceptarnos tal cual somos. Sí incluso con lo que no nos gusta. Y por otra parte, porque la intimidad en pareja debe ser respetada. Es decir, así como tu pareja te comparte su cuerpo, placer y confianza, tú debes hacer lo mismo. Al final las mentiras no benefician a alguno, pero la más perjudicada eres tú. Lo mejor es aceptarlo y trabajar en ello.

 La clave para lograrlo es la autoexploración

Nadie te ama y conoce como tú, por ello la persona indicada para darte placer eres tú. Sin embargo, si tienes poca experiencia masturbándote o no lo has intentado, estos son algunos consejos.

  • Asegúrate de hacerlo en un lugar cómodo, seguro y privado.
  • Experimenta con tus fantasías y procura no reprimirlas.
  • Estimula todos tus sentidos, de esa forma estarás más sensible y lista para llegar al clímax.
  • En la intimidad no pienses en llegar o no al clímax, sólo disfruta el momento, de ti y de tu pareja.

Este video te puede gustar