Ahorrar nunca fue tan fácil

Si tú como yo eres una compradora compulsiva, seguro te pasa que la quincena no te dura ni tres días. Ni se diga tener recursos para irnos de viaje o para alguna emergencia. No esperes a que llegue el día en que de verdad lo necesites y no tengas. Realiza las siguientes acciones que te facilitarán muchísimo ahorrar. ¡Toma nota y logra tus objetivos financieros!

Registra cuánto gastas

Lo primero que debes hacer es tomar una libreta y un bolígrafo, y comenzar a desglosar tus gastos. Lleva esa libreta contigo siempre y anota cada cosa en la que gastes: el transporte, un café, una golosina, la propina al valet parking. No olvides absolutamente nada. Una vez que lo hayas hecho, revísala y fíjate cuántas de esas cosas eran realmente necesarias. De esta forma adquirirás conciencia de la cantidad de recursos que estás despilfarrando y podrás evitar esos gastos innecesarios.

Haz un presupuesto para tus gastos

Con la lista que hiciste previamente, selecciona las cosas que de verdad son indispensables, como el transporte o la comida. Revisa el gasto que supone comprar esas cosas y establece un presupuesto. Apégate a él lo más que puedas, evitando al máximo los gastos hormiga, como esa muñequita que tienes olvidada en un cajón, o ese adorno para tu escritorio. Dentro de este presupuesto establece una cantidad mensual para ahorrar y no lo tomes para ninguna otra cosa.

Plantea un objetivo de ahorro

¿Por cuánto tiempo has querido ir a ese tour por la Riviera Maya?, ¿o qué tal ese auto nuevo en la agencia que ves por la ventanilla del autobús camino a tu trabajo? No importa qué quieras, lo importante es que establezcas una meta y hagas todo lo necesario para alcanzarla. Con una idea de cuánto necesitas para lograrlo será más fácil para ti ahorrar, ya que habrá algo que te motive todos los días. Incluso puedes ayudarte poniendo una foto de tu objetivo en el espejo en el que te miras todos los días; así no se te olvidará.

Consigue una alcancía

Este método de ahorro con el que todos los niños comienzan es uno de los mejores, sobre todo si tu alcancía es de esas que no se pueden abrir a menos de que la rompas. Tal vez te parezca que a tu edad no estás para estas cosas, sin embargo, te sorprendería ver la cantidad de dinero que ahorrarás gracias a los puerquitos de yeso. No necesitas guardar una cantidad en específico en estos utensilios; basta con que vayas echando las monedas que te sobraron en el día o en la semana. Cuando esté lleno, verás todo lo que pudiste ahorrar.

Puedes ahorrar en el banco

Ve a la sucursal del banco de tu preferencia, platica con un asesor y pregúntale cuál es la mejor herramienta de ahorro que te puede ofrecer, de acuerdo con tus ingresos y tu estilo de vida. Incluso existen programas de inversión en los que puedes obtener ganancias del monto inicial con el que abras tu cuenta; así tu dinero será más al final del plazo. No temas usar a la banca para tu beneficio.

Ahora que sabes cómo ahorrar, no esperes más y comienza a hacer crecer tus ingresos para que cumplas tus sueños.

Este video te puede gustar