Cómo afrontar un divorcio cuando no tienes hijos

Un divorcio es muy doloroso y es difícil de superar; sin embargo no es una tarea imposible. Normalmente cuando el matrimonio tiene hijos el divorcio es más complicado. A veces se llega a la reconciliación. ¿Y si no tienes hijos? Bueno, tal vez te sentirás un sola, pero sí puedes afrontar un divorcio por tu cuenta. De hecho, es mucho más fácil porque no hieres a otras dos pequeñas personas ni tampoco tendrás que ver a tu ex por compromiso. En fin, estos consejos te ayudarán a afrontar tu divorcio y a seguir adelante.

¡Deja de compararte!

Lamentablemente es una de las primeras cosas que hacemos cuando nos rompen el corazón, tanto nosotras las mujeres como los hombres. Compararse con los demás es malo independientemente del divorcio. Es dañino para tu autoestima. Sí, en este momento sientes que tu mundo se cae a pedazos y te comparas con el matrimonio de tus amigas o el de tus padres. Sin embargo, recuerda que está bien equivocarse para aprender de los errores y si ellas tuvieron suerte, ¿para qué compararte? Mejor alégrate por ellas y por todas las personas que han logrado manejar.

Tú no fracasaste como esposa, fue que el matrimonio se derrumbó y no tuvo solución. Ahora bien, ¿te has preguntado las razones? Probablemente no era la persona correcta para ti y si llega un siguiente, sabrás cómo lidiar con ello la próxima vez. Es malo sentirse mal por el éxito de los demás en diferentes ámbitos. Piensa en ti al fin y al cabo tú eres quien traza su vida.

Haz nuevas actividades y relaciones con tu nueva identidad

Es una nueva oportunidad para convertirte en una persona completamente diferente. La mejor manera de afrontar tu divorcio es saliendo de la rutina y todo lo que ya conoces. No vuelvas a la vieja tú antes de casarte, mejor sé una nueva tú ahora que estás divorciada. Haz nuevas actividades, inscríbete a cursos, descubre lo que más te apasiona, conoce gente nueva pero tampoco olvides a tus fieles amigas.

Piensa en cosas positivas

Si estás pensando en todo lo que salió mal, lo que pudo haber sido mejor, las soluciones que no existieron ¡nunca podrás superar tu divorcio! Debes pensar en cosas positivas sobre tu divorcio y más porque aún no tienes hijos. Como lo mencioné anteriormente, no estás involucrando a otra persona en esta situación y es mucho mejor. Sí de niña tus padres se divorciaron, de seguro conoces cómo fue de complicada la relación de tus padres. ¿Tu querrías que tus hijos pasaran por lo mismo? Claro que no, además todavía estás a tiempo de tener un hijo con alguien que sí valga la pena.

 

Este video te puede gustar