Acuerdos prematrimoniales, ¿sí o no?

Los contratos prematrimoniales son una opción para no acabar peleándose si llega el momento del divorcio. Bueno, ya sé que uno se casa para siempre, pero por si las moscas… ¡Échenle un vistazo!

Llegar a acuerdos prematrimoniales

Los abogados aconsejan que se llegue a acuerdos prenupciales con la cabeza fría y dejar a un lado el amor que se tengan para evitar pleitos posteriores. Estos acuerdos son contratos legales en los que los novios dejan por escrito lo que sucedería en una supuesta ruptura. Todo en términos económicos y personales. Entonces, se habla de los bienes que cada uno está aportando y la disposición de estos si sucediera el divorcio.

¿Por qué haría algo así?

Estas son algunas de las razones más frecuentes. Si tienes dudas, no pierdes nada si consultas a un abogado. Finalmente, tu bienestar y seguridad económica son parte de la ecuación, así que mejor no dejes nada al azar.

  • A lo mejor uno de los dos tiene una aportación económica considerablemente mayor a la del otro. Sería bueno que conste en un papel firmado, ¿no crees?
  • Tal vez una deuda de la que alguno no haya podido salir.
  • Si alguno de los dos tiene un hijo de una pareja anterior.
  • Si ambos o alguno es dueño de un negocio.
  • Las herencias que posiblemente vayan a recibir pueden ser una razón para hacer un acuerdo.
  • También pueden establecer acuerdos de convivencia y de orden emocional.

¿Qué opinas, lo harías? ¿Crees que sea una buena opción?

Este video te puede gustar