Cómo acostumbrarte a la vida con tu nueva pareja

Acostumbrarte a la vida con tu nueva pareja no es tarea fácil. De nuevo estás empezando una nueva rutina con otra persona pero ahora, en el mismo lugar. Él no tiene comparación alguna con tus ex novios, pues tiene diferentes hábitos, creencias y otras formas de estar contigo. Para que no mueras en el intento de la vida en pareja, quiero darte estos tres consejos que serán la base para un convivio exitoso con tu nueva pareja.

No existe la pareja perfecta

Esa pareja perfecta de película que vive en un departamento lujoso, sale a los lugares más hermosos, no pelean por las mañanas y siempre lucen impecables ¡no existe! No te hagas la idea de algo que es sumamente irreal pues terminarás decepcionada. El inicio de la vida con tu nueva pareja no tiende a ser algo tan maravilloso, o sea, sí es muy lindo y todo, pero no empiezan desde lo más alto. Empezarás desde lo más hondo con un apartamento decente y un límite de dinero, pero claro, con muchísima felicidad. Convives muy bien con tu pareja y debes aprender a convivir mucho mejor ahora que están juntos. Es por eso que el primer consejo es acostumbrarte a que no existe la perfección. Por eso, no temas cometer errores o pasar algunas vergüenzas, pues nadie es perfecto ni mucho menos con otra persona.

Ten expectativas realistas

Nunca podrás acostumbrare a la vida con tu nueva pareja si todos los días estás viviendo una expectativa irreal o muy diferente. ¿Por qué están juntos en primer lugar? ¿Están pensando en casarse? ¿Quieres un futuro con él? Pregúntate esto y, claro, ten una conversación con tu pareja si todavía no han hablado de esto y solo se mudaron de un día para otro.

Tolera los hábitos

Todos tenemos buenos y malos hábitos, pues salimos de la casa de nuestros padres con diferentes creencias e ideas. Acostumbrarte a vivir con tu pareja te puede costar un poco y él podría decir lo mismo de ti. Sin embargo, esos hábitos desaparecerán con el tiempo o se volverá algo muy normal. Por ejemplo, tal vez tu pareja ronca durante las noches, pero verás que en cuestión de meses ni notarás sus ronquidos, ¿me explico? Habrá malos hábitos que no podrás resistir reclamarle. Y ahí es cuando ambos deben buscar una solución y no dejarle toda esa responsabilidad de cambiar. No es nada fácil cuando llevas años viviendo de esa manera.

Este video te puede gustar