Aceptar que ya no eres la misma, puede ser abrumador

Abrumador en todos los sentidos. Cuando era más joven, a mis 20 los cambios que iba teniendo paulatinamente mentales y emocionales. Entraban en mi vida y los dejaba simplemente fluir. Ahora a mis 30 me doy cuenta que ya no soy la chica que solía conocer y eso me ha caído como balde de agua fría en muchas ocasiones. ¿ya no eres la misma de ayer?

Todos los días cambiamos ya no eres la misma

Es algo natural en el ser humano. Por ejemplo hay comidas que hace años no hubiera ni siquiera probado y hoy estoy dispuesta a experimentar. Son los cambios más grandes los que te pueden sacar de la zona de confort. Saber que ya o eres una niña y que las cosas que hoy buscas son inmensamente diferentes a las que querías hace algunos años. Pensar en eso a veces me hace sentir perdida.

Sabes cuál es tu animal de poder ¡yo te puedo decir!

¿Cómo salirte del camino que la sociedad te ha impuesto toda la vida?

30 años apenas cumplidos, sin pareja, con mucho trabajo y deseos gigantes de conseguir nuevas metas. La chica que quería ser madre a sus 25 para ser mamá joven ya no existe. Hace algunos años muchos chicos que me conocieron en mi relación pasada me veían como el ideal de pareja. Me esforcé mucho en lograr tener una relación armoniosa y he de confesar que ahora no estoy dispuesta a sacrificar nada de mi presente por una relación amorosa que no me llena. Durante toda mi adolescencia creí pensando que mi camino ya estaba más que formado, afortunadamente con los años mi camino me llevo a más experiencias.

Qué chakra domina tu personalidad

Mi yo presente se pelea en ocasiones con el yo pasado

Las pruebas siguen llegando día tras día. Es como una confirmación de lo que quieres o no quieres. Cuando parte de ti aún no sabe bien que es lo que busca, entonces llega el contraste. El contraste puede ser bastante duro, porque si escoges de nuevo el mismo camino es muy probable vuelvas a caer. Equivocarse no es malo, solo es una forma de reafirmar tu camino. No obstante por momentos puede ser abrumador. Hay situaciones que llegan a mi presente y me hacen recordar las decisiones de hace algunos años y como si fuese arte de magia, partes de mi que pensaba ya muertas regresan. Es ahí donde viejas ilusiones se dejan ver de nuevo y mi yo presente vuelve a entender porque deje ese camino hace algunos años.

Si hay algo que puedo compartirte de ser tu misma es que

Va a haber momentos en los que dudes de tu camino y eso no esta mal. Hay ilusiones del pasado que siempre van a estar presentes. Lo bueno es que no las tienes que dar por muertas, simplemente tienes que darles un giro a tu nueva realidad. Quizás esa imagen del amor que perseguías era solo un fantasma. Pero eso no significa que no exista el amor en tu camino, la amistad o el trabajo de ensueño que siempre has querido.

Mantén tus pies en la tierra pero siempre con tu mente en el aire

Encuentra tu propio equilibrio, siempre habrá buenos momentos para sumergirte en al imaginación, para pedirle al universo lo que quieres. De hecho lo haces todo el tiempo aunque no seas consciente de ello. Mantén los pies en la tierra solo para disfrutar de tu creación. No te atores a ti misma escuchando y viendo la vida de los demás. Lo que estas viendo es solo la superficie, no la realidad.

Los cambios que tiene tu cerebro cuando meditas todos los días

Que no te de miedo alzar tu voz

Puede que muchos no estén de acuerdo contigo, puede que nadie te de la aprobación que buscas y eso no importa. No estamos destinados a encajar en ningún molde y las personas que lo hacen normalmente no muestran quienes son en realidad. No eres la misma hoy a quien fuiste ayer y eso no significa que tengas que pelear con el pasado. Abraza a la chica que pensaba en los cuentos de hadas, no la reprimas. Respeta a la chica que quería ser doctora y hoy es arquitecta. No te peles contigo misma porque eres un mundo, una historia de maravillas. Una mujer que con cada día que pasa reafirma quien es y toma decisiones para hacerse más fuerte.

Finalmente no huyas de la realidad metiéndote en el alcohol o las drogas. Las fiestas se disfrutan y son buenas. Pero en ocasiones estar en un constante grado de inconsciencia, nos puede llevar a lugares muy oscuros. No tienes el tiempo para conocerte porque estas sedada. Escapar de la realidad no te va a traer la felicidad que te hace falta. Solo tu en tu consciente puedes ser una creadora positiva. Abraza esa fuerza, y también abraza tu oscuridad. Siempre llevando tu vida hacia la luz.

Este video te puede gustar