Cómo abrir más tu tercer ojo, para tener más intuición

Si tu crees en la energía que reside en cada ser humano, seguro has escuchado un poco del tercer ojo. Se encuentra en el entrecejo de cada persona. Está relacionado con la intuición, la creatividad y la clarividencia. Cuando este chakra está bloqueado, muchas partes de nuestra vida se ven afectadas.

Lo que pasa cuando tu tercer ojo está bloqueado

Igual que el resto de los chakras en tu cuerpo, el tercer ojo puede bloquearse. Cuando esto pasa puedes:

  • Caer en una grave depresión.
  • Tener un grave conflicto con respecto a tus creencias.
  • Estar enojado con dios o el ser superior en el que tú crees.
  • Caer en adicciones.
  • Niebla mental.

Todos estos síntomas son un claro indicador de que algo no está yendo del todo bien contigo. No te preocupes alejar esa niebla mental, de hecho, es muy sencillo.

¿Cómo desbloquear tu tercer ojo?

Mucho se habla en estos días acerca de desbloquear nuestros chakras, en especial el del tercer ojo. Hacerlo traerá a nuestra vida más creatividad, abundancia y un mayor entendimiento de lo que estamos viviendo. El tercer ojo tiene la habilidad de ver lo que los ojos físicos no logran vislumbrar. Nos da esa intuición que muchas veces nos evita problemas o nos guía hacia donde ir. Existen muchas formas de desbloquear tu tercer ojo. Para conseguirlo deberás armarte de paciencia y, sobre todo, creer en la energía. Si tú no crees en nada de esto, es imposible que puedas desbloquearlo.

  • Meditaciones diarias de por lo menos 10 minutos. Estas meditaciones puedes hacerlas en silencio, en un estado de calma, concentrándote en el silencio o bien con una meditación guiada. Existen muchas meditaciones guiadas a las que puedes acudir en internet para este motivo especifico. Si eres nueva en las meditaciones te recomiendo amplia mente que comiences con meditaciones guiadas.
  • Quererte más a ti misma, ninguna energía se mueve si no te sientes bien contigo misma. Estar bien en tu ánimo es indispensable, para dejar fluir tu tercer ojo. Reencuéntrate contigo misma. Pregúntate qué es eso que te está molestando tanto. Vive un día a la vez, concéntrandote en las buenas cosas que tienes en tu vida.

Este video te puede gustar