A veces siento que ya viví otras vidas ¿Te ha pasado?

A veces siento que ya viví otras vidas, cuando despierto por las mañanas después de haber tenido varios sueños vividos. Tengo que pellizcarme dos o tres veces a mi misma para recordarme en qué mundo me encuentro. A veces peleo con mi madre, quien siempre me ha dicho que en otra vida seguramente yo fui la madre y ella la hija. Porque peleamos mucho…

Qué tanto eres capaz de recordar

No recuerdo haber probado antes de los 15 años la comida árabe, sin embargo tengo un gusto muy peculiar por ella. Tampoco me enseñaron a dibujar, pero a mis 7 años ya dibujaba retratos. He pasado mi vida leyendo cientos de libros y algunas veces cuando los agarro entre mis manos, siento que ya los había leído antes. Tengo la paciencia de una persona mucho mayor a mi edad y en ocasiones me he encontrado a personas mayores a las que les parezco muy sabia. Toda mi vida me he sentido diferente a los demás. Algunas personas me han dicho narcisista, yo creo que más bien soy curiosa. Demasiado curiosa por saber de dónde vienen las cosas que pienso, los recuerdos que tengo y sobretodo los aprendizajes…extraños.

Patinando en hielo

La primera vez que entre a una pista de patinaje me sentí como en casa. Aprendí en 5 minutos a deslizarme por el hielo, a ir hacia atrás. Me enamoré sin pensarlo de la forma y la fluidez que se sentía. Después de unas cuantas visitas a la pista comencé a dar vueltas, contrate a una instructora y en poco menos de un mes estaba haciendo cosas bastante avanzadas. Era tan natural la forma en la que aprendía las cosas que parecía que solo estaba recordando como hacerlo.

Ya te había visto

Siento que ya he vivido otras vidas, incluso he tenido contacto con varias personas de mi presente en el pasado. La primera vez que vi al primer amor de mi vida, algo en mi corazón se movió. Permanecí con el casi 9 maravillosos años. Me he encontrado con personas super interesantes en esta vida, algunas han llegado a la misma de formas muy extrañas. La cosa conmigo es que siempre presiento a las personas antes de que entren en mi vida, sobretodo a esas personas que se van a quedar un buen rato.

Además la muerte no me conmociona demasiado

Soy una de las pocas personas que no se derrumba tras una muerte. De hecho soy de las personas que desde muy chica aprendió que este es solo una estado de transición. Para muchos morir es motivo de duelo, dolor y tristeza. Para mi es momento de desapego, dicha y sabiduría. Todos tenemos un ciclo que venimos a cumplir en este mundo. Pero como todo ciclo tiene un principio y un final. Afortunadamente en esta vida nada muere, solo se restablece con mucho equilibrio. Tienes que estar muy atenta para poder percibir ese equilibrio.

A veces siento que he vivido otras vidas y eso me convierte en una persona rara o que necesita tratamiento psiquiátrico. Pero ya he ido varias veces con el psiquiatra a comprobarlo y ni una sola vez me ha mandado medicamentos… por sí querías saberlo.

Este video te puede gustar