A veces la vida te devuelve a tu ex para que sepas si ya aprendiste o quieres otra revolcada

Hay relaciones que vale la pena salvar y otras que de plano desearíamos que se quedarán en el más grande hoyo negro de nuestro pasado. Si la vida te devuelve a tu ex con la cola entre las patas, esto no significa que tengas que aceptarlo de nuevo. Es una oportunidad para que sepas si aprendiste o aún no…

Un adiós es más que suficiente

Todo depende de tu propia experiencia. Algunas veces errores tontos se cometen alejando a nuestra pareja. Esto es muy distinto a querer que una relación tóxica regrese. Si el chico con el que salías fue un completo patán, no tienes por qué darle entrada en tu vida de nuevo. A veces la vida te devuelve a tu ex para que sepas si ya aprendiste la lección, no hay más. Abre los ojos y escoge a las personas que realmente merecen segundas oportunidades.

Si no sabes qué hacer…

Hay muchos pensamientos corriendo en tu ser cuando tu ex regresa. Por una parte, quisieras verlo de rodillas con un mar de rosas pidiéndote perdón. Solo porque nuestro ego es grande y odia ser lastimado. Lamentablemente esto muy pocas veces pasa en la vida real. Las intensiones del ex pueden ser descubiertas fácilmente en la primera semana de contacto o bien, al instante. Esta vez no tienes que dejar que tu corazón se interponga en el camino. Piensa muy bien en lo que está haciendo y vislumbra si es buena o mala idea seguir teniendo contacto con él. Con alguien que ya te ha hecho daño antes.

¡Aguas con el ex loco!

Lo primero que hacen los hombres cuando llegan con la cola entre las patas es buscar un poco de conexión emocional. Por eso, puede usar tu antiguo apodo o palabras de cariño para tantear el terreno. Te aseguro que al principio se va a portar fenomenal. Ya sabes, te contesta rápido los mensajes, te llama, te busca, te habla bonito. Ten cuidado y no caigas a la primera. Tampoco te digo que te hagas la difícil, simplemente date a respetar. Especialmente si tu relación pasada acabó de una mala forma.

“Hay cosas que se perdonan, pero no se olvidan”

Es hermoso perdonar con la mano en el corazón a otra persona. Sin embargo, esto no quiere decir que tengas que hacer un borrón y cuenta nueva con él. Perdónalo, y si sientes que hay algo que sacar de tu ronco pecho aprovecha la oportunidad para hacerlo con dignidad. No te conviertas en su víctima. Está bien que lo perdones, pero tampoco olvides la lección aprendida. No hay nada más valioso que tu tranquilidad, tu dignidad y tu estado emocional. Las personas que tambalean tus emociones como si estuvieras en una licuadora, normalmente no valen la pena. Bájate de su montaña rusa y deja que siga con su vida.

El derecho a estar en tu vida

Tus amigas, familiares, amigos y buenos amores tienen ese lugar porque se lo han ganado, con mensajes, palabras de aliento, experiencias. Toda persona que busque tu felicidad, bienestar y una forma de estar presente en tu vida vale la pena. Tú sabes quienes son esas personas, porque aunque no sea a diario, sabes que cuentas con ellas. Tú tienes el poder de decidir quién se queda y quién se va de tu vida. Escoge a las personas que se han ganado ese lugar y agradécelas.

Sé agradecida

Cuando hayas tomado tu decisión, solo hace falta que seas agradecida con la vida por haber conocido al sujeto. Dale las gracias a tu ex por el crecimiento y la experiencia. Después de eso, déjalo ir sin enojo. No todas las personas que regresan a tu vida merecen quedarse, ni siquiera las que apenas están llegando. Recuerda con firmeza lo que esta persona te hizo aprender.

Y no olvides repetirte todos los días que tú vales la pena. Mereces lo mejor, porque solo eso puede llegar a tu vida si lo deseas con fuerza. Sonríe, la vida es muy corta para que otros controlen tus emociones.

Este video te puede gustar