A veces está bien no extrañar a tu ex

En esta ocasión, he decidido escribir sobre el amor y las decepciones que conlleva. Todos hemos pasado por una situación así… De hecho, hemos estado en los dos lados. A veces nos toca ser el o la dejada y en otros momentos nos toca ser quien dice adiós. ¿Has analizado cómo te has comportado cuando dices o te dicen adiós? De primera mano creemos que somos los seres más buenos del mundo, pensamos que si algo sale mal es por culpa del otro. Es importante ser honestos, pues todos tenemos culpa, en mayor o menos medida, pero la tenemos.

Malas experiencias

Creo que ya he hablado bastante de mis experiencias en el ámbito del amor, por eso me he dado a la tarea de hablar de la vida de otros. Ya sé, puede sonar muy malvado, pero también puede ser tomado como un homenaje. Platicando con mis amigos, supe algunas de las historias más extrañas que suceden en los rompimientos. Otras las escuché cuando iba en el transporte público y otras tantas las leí en diversos lugares. Después de saber esas historias, creo que es bueno no extrañar a un ex que incluso en el último momento se portó mal contigo. Estoy segura de que después de leer esto, pensarás lo mismo que yo.

Pretextos extraños

Hace poco, una amiga se relacionó con un chico bastante agradable (o al menos eso creía). Todo iba bien y pensamos que pronto darían el siguiente paso. Sin embargo, no fue así, pues el chico terminó con ella de la forma más extraña que puedas imaginar. El hombre en cuestión provocó un incendio en el patio de la casa de ella. Lo había planeado para que así ella fuera la que dijera bye. El problema fue que mi amiga ni por eso quiso terminar con este hombre. Entonces él argumentó que no podía seguir con alguien que no tomaba en cuenta las reglas de seguridad. Sí, muy patético, ¿no te parece?

Sin valor

Viajaba en el transporte, cuando escuché a dos chicas hablando. En cuanto vi que estaban a punto de chismear me acerqué a ellas. No me lo vas a creer, pero esas pláticas a veces son tan buenas, que decides seguirte unas estaciones más con tal de saber qué pasa. Bueno, me salí un poco de contexto. Escuché que una de ellas le decía a la otra que su ahora ex la había terminado por Facebook. La amiga empezó a reír, no creía que eso fuera posible. Sin embargo, la chica le enseñó una captura de pantalla. Lo peor es que se enteró de que el novio la estaba cortando porque su mamá (de ella) había sido la primera en ver esas palabras escritas en el muro de la mujer. Me pregunto por qué el hombre no tuvo el suficiente valor para decírselo de frente. O mínimo le hubiera dicho por mensaje, no en su muro para que todos se enteraran.

“Puedo vivir sin ti”

Está bien no extrañar a un ex, no eres la única que lo hace así que deja de sentirte mal. Algunos merecen ser recordados, mientras que otros es mejor si los dejamos en el olvido. Un amigo pasó por una situación un tanto extraña, aunque yo no sabía si era buena o no. Él y su novia dejaron de estar comunicados por algunos días (realmente no pasó más de una semana). No recuerdo si el celular de ella había tenido algún problema, pero dejaron de hablar. Cuando por fin mi amigo pudo contactarla de nuevo, ella le dijo que ya no quería nada con él. ¡WTF! Mi amigo esperaba que ella le dijera que lo había extrañado, no que ya no quería estar con él. Ella le explicó que en esos días de incomunicación, se había dado cuenta de que SÍ podía vivir sin él. Además de que había disfrutado mucho ese tiempo. Vaya forma de terminar, ¿no crees?

Después de  conocer estas experiencias, ¿sigues creyendo que el “terminar como amigos” es lo peor?

Este video te puede gustar