A veces es necesario enfrentar a algunas personas para cerrar ciclos

¿Cuántas veces has terminado una relación o una amistad y lo único que haces es alejarte? Sí, es algo que todos hacemos, pero muchas cosas quedan ahí a la mitad, porque no les ponemos un final definitivo. Hace poco, tuve que ver de nuevo a alguien con quien ya no pensaba volverme a encontrar nunca más. Aunque parecía que las cosas marchaban bien, todos los que estuvieron en ese mismo lugar que nosotros, nos dijeron que el ambiente se tornó tenso en cuanto estuvimos cerca. Luego de eso le platiqué a mi terapeuta y ella me sugirió que tengo que cerrar ciclos.

Qué es cerrar ciclo

Se trata de dejar en claro todo, sin reproches ni resentimientos. Esto no es con la finalidad de arreglar las cosas con la otra persona, sólo se trata de dejar todo en buenos términos. Ni yo hablo mal de ti, ni tú de mí. Por desgracia nadie nos prepara para eso y mucho menos nos explican que es algo que tenemos que hacer por nuestra salud mental y la de la otra persona.

No es sencillo

En mi caso, me ha costado un poco de trabajo tomar esa decisión. Sé que es algo que debo hacer, no por tratar de tener algo nuevamente con esa persona. Sólo sé que es lo mejor para liberar mi alma, para perdonar y para poder continuar mi camino sin resentimiento alguno. El problema es que me costó mucho trabajo superar esa ruptura y luego de varios años lidiando con mi oscuridad, me da un poco de miedo que al volver a hablar de algunas cosas, me hunda de nuevo.

Cerrar ciclos para avanzar

Aun con todo el miedo que me invade, sé que es algo que tengo que hacer y que voy a hacer. No sé si será esta semana o la próxima, pero créeme que cuando pase te contaré qué tal me fue. Además, sé que al hacerlo me liberaré de algo que ya no quiero tener en mi vida.

Este video te puede gustar