A veces, cuando sientes que todo es perfecto, la vida llega a recordarte que no es así

¿Alguna vez has tenido una racha super buena en tu vida y deseas que así sea en todo momento? Es un hecho que cuando nos va bien en la vida, queremos que así sea en todo momento. Sí, siempre nos enfocamos en lo bonito pero cuando son momentos desagradables deseamos que todo acabe lo más pronto posible. Sin embargo, es importante dejar en claro que no todo es perfecto en la vida y justo de esos momentos es de los que más tenemos que aprender.

La vida está llena de enseñanzas

Aunque no lo creas, siempre aprenderemos más de los momentos difíciles que de los buenos. Los buenos momentos sirven para formar recuerdos de los días positivos. En cambio, en los días malos siempre aprendes algo. Por ejemplo, a ser más fuerte, a salir adelante, a levantarte por muy complicado que se ponga. Esos días son los que te dan una fuerte sacudida y a la vez te hacen abrir los ojos para que aprendas a distinguir tus errores y así no los vuelvas a cometer o al menos evites cometerlos en todo momento.

No todo es perfecto

Como dije, no todos los momentos serán buenos, pero todo dependerá de cómo veas las cosas. Si decides lamentarte, verás las cosas del lado malo y no te pondrás las pilas para buscar una solución. Sentirás que tu vida es una desgracia y sólo querrás la lástima de los demás. ¿De verdad quieres vivir así? Está bien que de vez en cuando nos sintamos mal, pero de eso a que desees tener este estilo de vida creo que hay una gran diferencia.

Nunca olvides que por muy complicado que sea el asunto, siempre saldrás adelante y puedes sacar una versión mejorada de ti.

Este video te puede gustar