9 enseñanzas budistas para vivir mejor; ¿te animas a intentarlas?

¿Eres de las chicas que disfrutan su día a día? ¿La que no se preocupa de más y deja que las cosas fluyan por si mismas? Nos encontramos en un mundo atareado, lleno de ruido y complicaciones. Pocas veces nos detenemos a aprender cosas que mejorarían radicalmente nuestra calidad de vida. Las enseñanzas budistas propician la reflexión, para que vivas mejor.

¿Has oído hablar de los sutras? Son enseñanzas budistas. La filosofía budista se divide en tres etapas para reconectarnos con nuestro espíritu: escuchar o leer, reflexionar sobre lo leído y aplicarlo en la vida diaria. Aprender y aplicar la enseñanza es un pilar de la filosofía budista. Suena bastante lógico su razonamiento, por lo que te compartiremos 9 sutras o enseñanzas budistas que vale la pena reflexionar.

1.- “El necio duerme como si ya estuviera muerto, pero el maestro está despierto y vive para siempre; él observa, tiene claridad”

Cuántas veces al día juzgas a los demás sin si quiera conocer lo que hay detrás de sus problemas o comportamientos. El hacer uso de nuestro ego todo el tiempo solo es una señal de lo poco que observamos. La enseñanza en esto es observar para aprender, alejándonos de los prejuicios. Entre más observas más aprendes, así que calla y observa para aprender algo nuevo.

2.- “En este mundo el odio nunca ha disipado al odio; solo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable”

No puedes hacer que una persona se calle si solo hablas y hablas. Así como no puedes resolver un problema si lo único que haces es darle vueltas y encontrar aun más problemas en el problema. Disipa los problemas con soluciones, las discusiones escuchando, la tristeza con amor y la soledad con compañía. Sé congruente en tu actuar.

3.- “Tú también pasarás a mejor vida; ¿cómo puedes pelearte?”

¿Cuánto tiempo de tu día peleas contra los demás? Juzgas y piensas en los errores de las otras personas en vez de preocuparte por hacer tus días más felices y amenos. Recuerda que solo tú eres dueña de tus pensamientos y de tus acciones. La vida es muy corta para vivir peleando.

4.- “Una mente más allá de los juicios observa y comprende”

No, el mundo no necesita saber tu opinión o tu consejo. La mayoría de las personas solo quieren a una persona que las escuche, las comprenda. De hecho, tus juicios no sirven de nada para ayudar a los demás. Finalmente escucha más, se más empática con las demás personas.

5.- “Es dulce vivir arduamente y ser dueño de ti mismo”

¿Qué te haría sentir más satisfecha? Comprar un auto con el dinero que ganaste o comprarlo con el dinero que ganaste de la lotería. El éxito que obtenemos depende de nuestro trabajo, así como la satisfacción de ser dueños de nuestra vida. Siéntete afortunada si trabajas y disfrutas de los frutos que cosechas todos los días.

6.- “Con amabilidad supera la ira; con generosidad supera la mezquindad; con la verdad supera la decepción”

Una persona sabia e inteligente siempre busca pasar lo negativo a positivo. Es de los más sencillo quejarnos todo el día por lo injusta que es la vida. El reto es superar esa negatividad, le da algo en que trabajar a nuestro espíritu y enriquece nuestra alma. Cada vez que pasamos algo de negativo a positivo aprendemos algo más.

7.- “Todo surge y desaparece, pero quien despierta, lo hace para siempre”

Solo existen dos formas de vivir en este mundo: cayendo o creciendo. Es muy sencillo vivir cayendo: la sociedad, la gravedad y las personas a tu alrededor te ayudan en este camino. Siempre será más fácil vivir buscando ser víctima que vivir buscando el aprendizaje en lo que haces día con día. Cuando logras conocerte a ti misma y vivir bajo tus propios preceptos, entonces despiertas y quien despierta vive por siempre pues se vuelve consciente de su propia existencia.

8.- “Controla tus palabras”

No todos tus pensamientos merecen llegar a ser palabra. La palabra es decreto y el decreto atrae. Siempre piensa muy bien lo que sale de tu boca antes de decirlo. Controla tus palabras, pues cuando un pensamiento se convierte en sonido adquiere poder y este se puede volver en tu contra.

9.- “Controla tus pensamientos” 

Los pensamientos que tienes día con día vienen y van. Son nudos que se hacen y deshacen todos los días en tu mente. Sé dueña de tus propios pensamientos, no para que estos te torturen sino para que te impulsen. Somos nuestros propios enemigos, pero también los salvadores. Controla lo que piensas, solo así tendrás una vida más tranquila.

 

Este video te puede gustar