7 sencillos pasos para mejorar la comunicación con tus hijos

Como mamá, puedo decirte que si algo es realmente importante entre tus hijos y tú es la comunicación. La comunicación es la base de toda buena relación, sea del tipo que sea. Si deseas establecer un buen contacto con tu hijo y quieres mejorar la comunicación, estos pasos te ayudarán a lograrlo. Es más sencillo de lo que imaginas.

No esperes a que sea tarde

La buena comunicación se da desde que los hijos son pequeños. No hay razón en eso de que como no saben hablar, no saben escuchar o entender. Si no estableces una buena comunicación con tus hijos, no te sorprendas si más tarde hay complicaciones para hacerlo. Tener una buena comunicación con tus hijos fortalece su vínculo emocional y afectivo. Además, le das la seguridad y confianza necesaria a tu hijo.

1. Fomenta la comunicación desde temprana edad

Desde pequeños, debes entablar comunicación con ellos y mantenerla en todo momento. Pregúntales cómo se sienten, qué hacen o qué les gustaría hacer. Comunícate con ellos cada vez que puedas. No los obligues a responder, dales su espacio, pero siempre busca que se comuniquen contigo.

2. Date tiempo para escucharlos

El trabajo o las actividades del hogar no son pretexto para que entables una charla con tus hijos. Organízate y verás que es sencillo.

3. Aprovecha todos los momentos posibles

Cualquier momento es bueno para entablar una charla, cuando lo bañas, cuando le preparas el desayuno. Incluso a la hora de vestirse o de ir a la escuela. Siempre hay un momento que puedes usar para conversar. Antes de dormir pregúntale cómo estuvo su día, lean juntos o tú cuéntale cómo estuvo tu día. Evita que pase mucho tiempo frente a la tele o con los videojuegos.

4. Hagan juegos para mejorar la comunicación

Busca juegos que sean atractivos para que el pequeño se inspire en participar. Los juegos deben ser de acuerdo a su edad.

5. Preguntas

Realiza preguntas abiertas con las que tu pequeño pueda expresarse libremente. Evita los juicios de valor, pues con eso sólo conseguirás que tu pequeño ya no quiera hablar. Si hay algo que está mal o no es bueno para él, explícaselo de manera amable.

6. Reflexiona con él

Después de escucharlo, ayúdalo a aterrizar sus pensamientos y emociones. No te burles de él, al contrario, sé empática y comprende sus sentimientos.

7. Amor

No esperes a que haya una situación problemática para hablar con tu pequeño. Enfócate en que su comunicación sea natural y llena de amor

Este video te puede gustar