7 razones por las que los animales no son regalo para Navidad

Uno de los regalos más comunes en la época navideña son los cachorritos. Sí, además de los juguetes, las mascotas son de lo más solicitado. ¿Por qué? Tal vez porque pasas por muchos sitios y ves esas lindas caras de los cachorritos y los imaginas en tu regazo. Incluso planeas las fotos que tomarás con ellos y el árbol de Navidad. Sí, tal vez sean encantadores, pero debe quedarte algo claro: no son regalo. Ni en Navidad, ni en el día del niño, ni en día de Reyes ni en cualquier otro momento en el que no estés consciente de lo que implica.

1. Implican una responsabilidad

Sí, tener una mascota no es sólo comprarlos y dejarlos abandonados en el patio, la azotea o la casa. Cuando decides abrirle la puerta de tu casa y de tu vida a un animalito es porque estarás para él en las buenas y las malas. Si se pone mal, irán al veterinario. Aunque tengas mucho trabajo, debes dedicarle un poco de tiempo para salir o jugar.

2. De pequeños todos son lindos pero cuando crecen…

Cuando vemos animalitos de bebés nos causan mucha ternura y queremos comerlos a besos. Sí, todo es miel sobre hojuelas al principio; pero conforme van creciendo hay quienes dejan de tratarlos con tanto amor y gusto. Piensa si realmente estás dispuesta a amar a este ser vivo aunque pase el tiempo y deje de verse tan angelical.

3. ¿Sabes que tu economía cambiará?

Con una mascota en casa no sólo se trata de llevarla al médico y gastar en ello. También debes comprarle alimento y otros accesorios que necesite.

4. ¿Quién se hará cargo de ellos?

Cuando los hijos son pequeños, es fácil que se enternezcan con los cachorros y más fácil es que tú cedas a comprarles el que quieran. Ok, está bien, pero ¿ya pensaste a conciencia quién terminará cuidando del cachorro? ¡Exacto, no va a ser tu hijo, sino tú! Tal vez el momento en que tus hijos deban tener una mascota, sea cuando ya puedan saber sobre qué cudiados requiere.

5. Considera el lugar en el que pretendes tenerlos

Cuando la casa es pequeña, no es tan combeniente que las mascotas estén ahí. Hay animalitos que necesitan mucho espacio para poder hacer sus actividades.

6. No puedes botarlos a la calle como basura

Realmente piensa bien qué es lo que quieres hacer con tu mascota. Una mascota es para toda la vida y no tendrías por qué deshacerte de ella cuando enferma, cuando envejece o cuando sientes que ya es demasiado gasto.

7. Si no estás dispuesta a tener la responsabilidad, mejor compra un peluche

La verdad es que si no crees aceptar de lleno todas estas responsabilidades, mejor compra peluches para tus hijos. Los animales no son juguetes, son seres vivos que merecen el mismo respeto que nosotros.

Este video te puede gustar