7 preguntas incómodas que las embarazadas siempre reciben

Las mujeres embarazadas reciben toda clase de interrogantes, algunas muy lindas y otras pues algo incómodas. Si tú eres de las que pregunta y pregunta, tal vez deberías detenerte. No olvides que una mujer embarazada es mucho más sensible y puede tomar tu pregunta como algo personal. Esto es lo que nunca deberías preguntarle a una embarazada, y si tú estás viviendo esta etapa, pues de seguro te identificarás con algunas de ellas.

“¿Fue planeado?”

Más bien, ¿qué te importa? Esta es una de las preguntas más incómodas que reciben las mujeres embarazadas y que ni siquiera deberían responder. Si este ha sido tu caso, entiendo que te sientas algo rara, pues normalmente los embarazos son accidentes en vez de ser planeados. Tú decides si evadir la pregunta o responderla, pero trata de no hacer toda una conversación sobre ello.

“¿No te pesa la panza?”

Ni modo, las personas son curiosas por naturaleza y cuando una persona cercana esta embarazada, les da ese tic por preguntar un montón de cosas. Si estás embarazada, es obvio que experimentas muchos cambios con tu cuerpo y una de ellas es el peso, pero ¿qué hay de la panza? Sí, tal vez pesa un poco, pero creo que eso lo pueden notar a simple vista.

“¿Puedo tocar tu pancita?”

Ahmm, ¿por qué no mejor te tocas tu panza? Incluso aunque no tengas un lazo cercano con esa persona, les da esa curiosidad de sentir las patadas del bebé. Es bonito, pero es tu propio cuerpo y puede ser muy incómodo cuando un montón de personas tocan y tocan.

“¿Puedes ver tus propios pies?”

Cometes un error si le preguntas esto a una mujer embarazada. Ellas ya se sienten como ballenas y solo estarías echando leña al fuego. Te lo dejo así: en el primer trimestre una mujer embarazada puede ver sus pies, pues la panza no es tan grande aún.

“¿Y qué es lo que no puedes comer?”

Las mujeres embarazas son muy sensibles durante esta etapa, si les recuerdas lo que no pueden comer con esta inofensiva pregunta, algo malo va a pasar. A ellas les encantaría comer como solían hacerlo, sin sentir náuseas o dolores estomacales. Mejor evita esto, es más que claro que cumple con una dieta solo para ella.

“¿Te queda toda tu ropa?”

¡No! En serio, ¿qué clase de pregunta es esta? Si estás embarazada, sabes lo doloroso e incómodo que es responder esta pregunta. Además, no debería importarle a la gente, no es como si te fueran a comprar nuevas prendas o algo por el estilo.

“¿Quieres tener otro hijo?”

Estar embarazada no significa que ahora quieras dar a luz a todos los niños del mundo ¡nada que ver! Todo a su tiempo, el primer embarazo se disfruta y la maternidad se vive cada día a día. Es decisión de cada quién cuantos hijos quiere tener, así que no te metas.

Este video te puede gustar