7 errores que cometes al bañar a tu bebé

Si eres mamá primeriza, bañar a tu bebé puede ser de las cosas que más te estrese o te dé temor. Y la realidad es que aprenderás con la práctica, aunque tengas quien te aconseje. Para que te sientas más segura a la hora del baño de tu bebé y sepas que estás haciéndolo correctamente, aquí te dejamos los 7 errores más comunes al bañar a tu bebé. ¡No los cometas!

1. No verificar la temperatura del agua

  

La piel de un bebé es muy sensible. Por ello, es esencial probar siempre la temperatura del agua antes de meterlo en la bañera. No debe estar ni muy fría, ni muy caliente. Para que lo compruebes, usa todo tu antebrazo para tantear el agua, así sabrás que está a la temperatura correcta. O si de plano eres muy pro, puedes usar un termómetro y la temperatura correcta, según expertos, es de 32 grados centígrados.

2. Que te falten ciertos productos

Lo mejor que puedes hacer es preparar lo necesario antes de bañarlo. Me refiero a los productos que usarás para bañarlo, secarlo y vestirlo. Cuando sale del agua, el cambio de temperatura puede hacerle daño, así que mejor ten a la mano la toalla, la muda de ropa, el talco, la crema o aceite… Además, te estresarás menos que si te pones a buscar todo a la mera hora.

3. Meterlo a la bañera mientras llora

Si tu bebé está llorando cuando es hora de bañarlo, lo mejor es esperar a que se calme. De ese modo y así hacer su baño más placentero. De lo contrario puede relacionar el baño con el llanto y traumarse. Es mejor calmarlo antes de que se acostumbre a llorar en cada baño.

4. Llenar a tope la tina

Tu bebe no necesita tanta agua como tú. De hecho, cuando son bebés pequeños, con un pañito húmedo es más que suficiente. Así que no llenes la tina al tope, sólo desperdiciarás agua y si se mueve harás más desastre. Basta con que el agua alcance unos 5 o 7 centímetros.

5. Dejarlo por mucho tiempo en el agua

El baño del bebé no tiene que ser eterno. Los cambios de temperatura no son buenos ni agradables para su cuerpo. Recuerda que su piel es mucho más sensible que la de un adulto o niño. Así que de 7 a 10 minutos son más que suficientes.

6. Usar productos para adultos

No necesita jabones ni cremas perfumadas. Nada que tenga químicos pues su piel es muy delicada. Lo mejor es usar productos naturales y sin aroma, shampoo y jabón neutros. Además, los bebés ya huelen deli por sí solos. ¿Para qué quitarles ese olor tan único?

7. Dejarlo solo en la bañera

Parecería obvio que digamos esto, pero la realidad es que este es uno de los mayores peligros para los bebés. Pueden ahogarse o caerse, así que nunca dejes a tu bebé desatendido durante la hora del baño. Otra razón más para tener todos los productos a la mano y no tener que salir del cuarto. En caso de requerir salir del baño, pídele a otra persona que se haga cargo. Los niños pueden empezar a bañarse solos ya que están más grandes y aún así, siempre requieren supervisión.

Este video te puede gustar