7 decisiones que tienes que tomar cuando un patán sale de tu vida

Te mandaba mensajes cada tres días, nunca estaba al pendiente de ti y, por si fuera poco, te trataba como si fueras cualquier persona. Da gracias a la vida que te lo ha quitado de encima y para de pensar en el “¿y si..?”. Cuando un patán sale de tu vida hay varias decisiones que tienes que tomar para de hoy en adelante.

1.- Date tu espacio

Cuando un patán sale de tu vida es necesario comenzar a reconstruirte. Es obvio que ha pasado un tiempo desde que no trabajas en tu autoestima. Todas tambaleamos de cuando en cuando, pero al final encontrarnos a un mal hombre en nuestro camino nos ayudará a ver las cosas en perspectiva. Haber permitido que ese chico te tratara mal es solo una señal para ti, tienes que buscarte de nuevo y amarte más.

2.- Elimínalo de todas partes

No de una ni de dos, elimínalo de todas tus redes sociales. Tener a este sujeto en tu vida no te va a dejar nada bueno. Ser amigos no es algo factible si apenas acabó la relación. Ni amiga ni conocida. Si lo que quieres es ser feliz y avanzar, tienes que deshacerte de él en todo sentido.

3.- No le des más energía de la que merece

Esa pequeña película que gira en tu mente por horas y que no acabas de entender tienes que seguir proyectándola en tu mente. Deja de pensar en cosas que no te hacen bien, mejor céntrate en tu trabajo. Cada vez que quieras marcarle, busca a una amiga o a alguien cercano que pare tus ganas de hablar con él. Te aseguro que vas a estar bien dentro de un tiempo. Deja que las cosas se acomoden poco a poco. No es sencillo sacar de tu vida a un patán así como así.

4.- No te culpes de nada

Las relaciones son de dos, nunca de uno. Así que no te culpes por lo que haya pasado entre ustedes. Cambia para bien; no en el sentido de lo que a él le molestaba, sino en el sentido de crecer y valorarte más para que no vuelvas a caer en las garras de cualquier patán.

5.- Vive en el presente

No hay nada que sane más a un corazón roto que permanecer en el presente. Toma las piezas rotas de tu corazón y tíralas a la basura. Construye una nueva tú con una capa reluciente y llena de vida. Una mujer independiente y fuerte que no deja que cualquier hijo de vecina entre en su vida.

6.- Perdónalo

Puede haber sido el peor de los patanes, pero al final no es bueno quedarse con el veneno que despiden sus acciones. Perdona a este sujeto, recuerda que las personas siempre llegan a nuestra vida para enseñarnos.

7.- Sigue adelante

Finalmente sigue adelante, sin cadenas cargando. Deja que tu fuerza brille más con las enseñanzas que te dejó. Sigue adelante no hay más que hacer. Dale tiempo al tiempo. Al final, las cosas siempre se acomodan. Cuando un patán sale de tu vida, hay muchas cosas que vas a tener que cambiar para bien en ti. Aprende de tu experiencia y desde hoy en adelante no dejes que nadie vuelva a tratarte de esta forma.

Este video te puede gustar