7 cosas vergonzosas que hacemos en nuestras primeras relaciones

Todas pasamos por esta etapa adolescente, durante mis primeras relaciones amorosas confesó que fuí más que un desastre. Nadie me lo dijo entonces, pero vaya que me hubiese gustado aprender a controlar mis emociones. Pues durantes mis primeras relaciones fui la novia más explosiva, controladora y tóxica de la vida. Mis primeros noviazgos me enseñaron mucho, pero para aprender pasé por una serie de actos vergonzosos que espero no volver a pasar.

Así que si tienes menos de 20 años, no te preocupes. Te aseguro que con el tiempo tus relaciones se volverán un poco más estables. Hasta que por fin obtengas una inteligencia emocional más madura. Por lo mientras te cuento alguna de las cosas vergonzosas que hice en mis primeras relaciones, quizas te ayude en algo.

1.- Morir de celos

Sí hay algo de lo que me avergüenzo de mis primeras relaciones es la forma en la que moría de celos por cualquier tontería. Era un dolor real y tan presente. Cuando mi ex le prestaba su bolígrafo a la chica de al lado, para mi era una señal de alta traición. Sin duda esos dos se traían algo entre manos. La verdad, qué vergüenza pero cuando estás adolescente aún hay mucha inseguridad en ti misma. Es relativamente normal que tengas celos y esto te ayudará a aprender. No hay más que hacer, a subir tu autoestima y seguir adelante.

2.- Era super posesiva

Quería estar en comunicación constante con mi novio de aquel entonces. De hecho ambos eramos super invasivos. A mi personalmente me daba pena cortarle la plática, aunque sabía que tenía mil cosas más que hacer en mi día. De igual forma el no encontraba como parar el rollo. Afortunadamente cuando creces te das cuenta que pegarte a tu pareja todo el día es lo más tóxico que puedes hacer.

3.- Jugar al ojo por ojo

Estoy hablando de esas veces donde solía pelearme con mis ex novios y yo hacía de todo para hacerlos sentir aún peor. Dándoles celos o jugando a la que no me importaba. Típica cosa de críos que no le deja bien a nadie. en vez de hablar sobre lo que me molestaba yo repetía el comportamiento del novio en turno para que ” entendiera lo que me molestaba”. Qué tontería, sí en aquel entonces hubiera entendido que los hombres no entienden para nada las indirectas.

4.- Ser irremediablemente cursi

Las primeras veces que te enamoras es tan real que hasta duele. Es desbordante lo que sientes y sí estas enamorada por primera vez te sugiero que lo disfrutes. Nunca te vas a volver a enamorar con esa intensidad, al menos a mi no me ha pasado. Es maravilloso y te vas a convertir en la chica más cursi de esta vida.

5.- Dejarlo todo por tu nuevo amor

Dejar de lado a tus amigas, tus proyectos e incluso tus clases deportivas. Recuerdo que al tener mi primer novio serio, deje de bailar porque el tiempo según yo no me alcanzaba. Dejar lo que amas solo porque estás sintiendo un amor desbordante es más que tonto. No lo hagas, para todo hay un tiempo y es super importante que no te pierdas en el camino a ti misma.

6.- Culparlos de mis problemas

Yo era un completo sube y baja emocional siendo una adolescente. Los días que estaba de buenas podría ser un angel, pero sí alguien me perturbaba durante el día acababa haciendo unos panchos marca diablo.

7.- Estar encima de él todo el tiempo

Recuerdo perfecto una época donde mis primeros novios eran como mi cojín. Yo me la vivía todo el día de escuela cerca de ellos. Era una chica bastante atosigante con los chicos. Les hacía cartitas para que leyeran de la escuela a sus casas y al llegar a ellas les marcaba para ver qué opinaban al respecto. Ya sé, era un completo desastre emocional, buscaba el refuerzo emocional en cada una de mis parejas. Pero vaya, quién no ha aprendido a amar de esta manera.

La verdad es que los primero pasos a las relaciones de pareja no son para nada idílicos. Sin embargo son como sea un proceso por el que todas debemos pasar algún día.

Este video te puede gustar