7 cosas que extraño con el alma desde que empezó la cuarentena

Todas extrañamos algo en esta cuarentena y seguramente lo que yo extraño no se parece remotamente a lo tuyo. Todos llevábamos una vida tan despreocupada hace un año, con los preparativos de la navidad, los viajes. La vida corría y el día de hoy sigue haciéndolo. Quizás este año le trajo más entendimiento al mundo que muchas otras situaciones críticas.

No obstante, eso no quita que muchas de las cosas que amábamos el día de hoy no estén disponibles. Esto es lo que yo más extraño desde que empezó la cuarentena.

1.- Nadar e ir al gym

Hacer ejercicio en casa está perfecto, pero no hay nada cómo tener un lugar donde tienes todo a tu alcance. Extraño bastante sumergirme todo los días en el agua y nadar todas las vueltas que mi cuerpo pueda aguantar. Nadar para mi siempre ha sido un placer de esos que nunca se irán de mi vida y siendo sincera también es gran parte de mi paz mental.

La cuarentena está afectando la salud mental de todos, pero principalmente de los niños

2.- Correr por las mañanas en el frío

Hay pocas experiencias en esta vida que valgan más la pena a mi percepción que pasar una mañana despertando mientras la luz apenas empieza a verse en la calle. Los sonidos de la ciudad despertando e incluso el olor que tiene la tierra en la mañana, extraño muchísimo salir a correr sin el miedo de regresar y contagiar a mi familia.

Efectos de la cuarentena en mi vida

3.-Salir de noche con los amigos

Incluso de día y a lugares nada emocionantes, podría ser feliz con una pequeña carne asada y amigos. Alejarte de todos y no poder abrazar y saludar bien a tus seres queridos, es horripilante. Jamás en este mundo me imagine cómo sería la vida sin un abrazo o un beso. Incluso salir en dates es complicado.

4.-Comer fuera solo porque sí

Woman taking selfie with family on christmas eve. European family taking selfie during Christmas dinner.;

Son estas pequeñas cosas que hacías solo porque podías. Salir porque no tienes nada mejor que hacer y encontrar un buen lugar para comer. La vida era mucho más sencilla , pero la verdad es que todos nos encontrábamos muy desconectados de absolutamente todo.

5.-Tener libertad

De salir sin un cubrebocas y sentir el aire en la cara. Cosas tan simples como salir a la calle sin tener que regresarte por la mascara era genial. Extraño a veces ver la sonrisa de las personas que me atienden tras el café de la esquina y por supuesto que extraño tener conversaciones largas con los choferes del transporte que antes tanto tomaba.

6.-No tener que preocuparme por infectar a nadie

.

En estos momentos lo que más me importa es no infectar a mis papás. Esa es una gran carga para mi porque si estuviera yo viviendo sola, las cosas serían diferentes. Tendría más libertad de salir, pero cuando tienes cerca gente que amas, las cosas se ponen algo complicadas.

7.-Visitar a mi abuelita 🙁

.

Es complicado vivir son tus padres, pero aún más ir a visitar a tus abuelos cuando vives en una ciudad como en la que yo vivo . Cuando sabes que la mayor parte de la población no se puede preocupar demasiado por su salud. Pasar un año sin ver a las personas quee más amas es frustrante, bastante triste a mi parecer.

En fin, ya vendrán tiempos mejores y para cuando esto pase espero que muchas de las personas que hoy se sienten perdidas ya se hayan encontrado a si mismas.

Este video te puede gustar