7 contras de ser amiga de tu ex

El amor es maravilloso, no lo puedo negar, hace que sientas cosas super lindas. Todo es color de rosa mientras la relación va viento en popa, pero ¿qué pasa cuando toda esa magia se va por el retrete? Hay una frase que dice “nada es para siempre”. Esta frase puede ser interpretada de diferentes formas, pero en el significado es el mismo. Tarde o temprano todo termina y lo mismo sucede con el amor. Puede ser que te enamores tanto de alguien que planees un futuro con esa persona. Sin embargo, ¿estarías dispuesta a ser amiga de tu ex? En muchos casos, podríamos responder que sí, pero realmente no creo que sea la mejor opción, o al menos no por todo lo que yo he visto y vivido.

Por qué no ser amiga de tu ex

Es un hecho que cuando terminas una relación de manera inesperada haces lo que esté en tus manos (y lo que no) para solucionar la situación. Peor resulta si los sentimientos que te inspiraba la persona que se está separando de ti eran enormes. En el peor de los casos, podrías pensar que ser amiga de tu ex es el grito de auxilio para no disolver algo que a tus ojos era perfecto. El problema es que, siendo realistas, esa idea no es la más acertada. Muchos sentimientos y emociones encontrados podrían desatar una tragedia peor que la de Troya.

1. Bromas fuera de lugar

Si aceptas ser amiga de tu ex, podrías pensar que todo va bien entre ustedes. La pregunta del millón es: ¿soportarías verlo con otra y aceptar salir con ellos? Finalmente, ahora eres una amiga más,si en algún momento él decide presentarte a la que le robó el corazón, no estaría nada padre. Piensa que estando con ella, él podría hacer alguna broma que, en vez de causarte gracia, podría hacerte sentir incómoda o enojada.

2. Siempre tienes esperanza de volver

Al estar en contacto constante con tu ex, podrías tener la esperanza de que en algún momento sus sentimientos renazcan. Lo malo es que si eso no sucede, la única que se desilusionará vas a ser tú. Él podría estar satisfecho de que sigas en su vida sin sentir la responsabilidad de una relación. En cambio, tú tendrías la esperanza de algo que es poco probable que suceda.

3. Amistad cero sincera

Si las cosas se voltean, el que podría estar esperando volver contigo, sería él. La manera más acertada de lograrlo sería aceptando ser tu amigo, aunque sus intenciones verdaderas sean otras. El problema es que quizá tú no te des cuenta de eso y pienses que realmente te está brindando su amistad incondicional.

4. Comparaciones

En toda relación siempre queda uno de los dos más dolido que el otro. Sin importar si es él o tú, su amistad podría volverse tóxica al grado de hacer comparaciones con los demás. En caso de que él sea el que no te ha superado, puede comparar a tu actual pareja con el “ustedes” que hubo en algún momento. Podría decirte cosas como: “No te veo tan feliz como cuando estabas conmigo”. O: “¿Te hace feliz? (refiriéndose al sexo)”. Si tú eres la que aún no acepta que ya no están juntos, podrías hacer comentarios como: “Yo soy más bonita que ella”, “al fin que ya encontré a alguien mejor que tú”.

5. Momentos incómodos

Una de las peores cosas que podrían suceder si decides ser amiga de tu ex es que los dos tengan el mismo grupo de amigos. El problema es que al terminar, quizá esas personas ya no sabrían si invitarlos a los dos o solo a uno para que no exista problema. Si ustedes deciden ser amigos y acuden a los eventos, es posible que sus conocidos los vean como  bichos raros. En esos ratos no saben quién se siente más incómodo, si ustedes o ellos.

6. Lazo con la familia

Mientras tu ex y tú eran pareja, conviviste con la familia y si en el mejor de los casos hiciste amistad con todos, ¡que padre! El problema es que si tú sigues yendo a la casa de él y ahí está la nueva novia o prospecta, podría haber caos por la forma en que te tratan a ti y la forma en que la trata a ella. Sería algo bastante incómodo.

7. Exageran en la nueva relación

Como seres humanos, nos gusta ser el centro de atención, y ¡qué mejor si es por parte de esa persona que sigue siendo especial para nosotros! Si tu ex está teniendo “problemas” en su actual relación, seguro va a recurrir a ti. Sin embargo, piensa qué tan cierto va a ser lo que te diga. Seguro dejará a la nueva novia como la mala del cuento, cuando puede que las cosas no sean así.

Este video te puede gustar