6 razones por las que tus hijas deben ver la peli de Mulan

Debo confesar que la peli de Mulan es mi favorita. Desde la primera vez que vi la película, me dejó impresionada. La película habla sobre una chica que se disfraza de guerrero para unirse al ejército en lugar de su padre, ya mayor de edad. Esta película fue inspirada en un poema chino llamado Balada de Mulan, que incita a una curiosa reflexión. Muestra a una liebre hembra (Mulan) junto a una liebre macho y nos hace pensar si es posible distinguir el sexo de los animales. Sin duda es una película que deben ver nuestras hijas para darse cuenta de todo lo que pueden lograr. El hecho de ser mujeres no debe hacernos sentir menos.

1. Mulan, mujer ejemplar

La primera vez que vi Mulan fue en el cine. Recuerdo que aún era pequeña y fue una de las primeras películas que pude disfrutar en su totalidad. Ese día mi hermano quería ver Godzilla, así que mis padres tuvieron que dividirse para que todos fuéramos al cine y disfrutáramos nuestra respectiva película. Mi papá entró con mi hermano y mi mamá conmigo a ver a Mulan. Mi hermano no quiso entrar a verla porque pensó que era una princesa más de Disney. Sin embargo, conforme la proyección avanzaba nos dimos cuenta de la maravillosa trama. Cuando Mulan decide cortar su larga cabellera y tomar el lugar de un soldado, mi corazón explotó de emoción. Esta no era otra película de princesas, pues tenía algo más y desde ese momento me hechizó. Era pequeña, sí, pero esa película se quedó grabada en mi memoria y en mi corazón. Me encantó ver a Mulan luchando contra los hunos y arriesgando su vida con tal de ayudar a su padre. Al salir de la cinta, comprendí que aunque no fuera un personaje real era algo bueno. Esta chica no se mostraba como las demás, delicadas y en espera de un hombre para su felicidad. En ese instante, ella se convirtió en mi personaje favorito. Antes de ella, estuvo Pocahontas, que también era un personaje que ya salía del estereotipo de la princesa Disney. Después de ellas aparecieron Mérida, las chicas de Frozen y Mohana (la verdad no recuerdo si hay más así de valientes).

2. Lo que importa es lo de adentro

Con las demás princesas estábamos acostumbrados a ver mujeres arregladas todo el tiempo. Bien maquilladas y vestidas. Mulan demuestra que incluso recién levantada puedes ser increíble. Además, el makeup no te hace más o menos femenina. En lo personal no me gusta usar mucho maquillaje, no porque no sepa usarlo, sino porque siento que es innecesario. Estoy aprendiendo a aceptar mis imperfecciones.

3. Hazlo aunque tengas miedo

Lo primero que tomé de ella como ejemplo para mi vida fue la valentía. China es uno de los países en donde la voz de la mujer no suena como debería. Los hombres no hablaban con las mujeres a menos que les fuera permitido. Mulan se arriesgó demasiado al tomar el lugar que le correspondía a su padre para ir al ejército. Estaba consciente de que si era descubierta, podían matarla. La primera razón por la que decidió transformarse  fue porque quería ayudar a su padre, pues sabía que era poco probable que regresara vivo. En segundo lugar, lo hizo porque quería encontrar su lugar en el mundo. Quería demostrarse que era capaz de algo y esa fue la alternativa que asumió. Pocas veces nos atrevemos a salir de nuestra zona de confort para demostrarnos lo grandes que podemos ser. No siempre saldrán las cosas como queremos, pero si no lo intentamos, ¿cómo lo sabremos?

4. Siempre habrá amistades que se queden contigo para siempre

La amistad fue algo muy importante para Mulan, considerando a los animales también como seres valiosos. Sabía que cada uno, con sus defectos y virtudes, podían ayudarla en algún momento. Además, bien dicen que las mejores amistades son las que siempre te apoyan. En la vida he aprendido que los amigos se cuentan con los dedos de las manos (como dice el dicho), pero aunque sean pocas personas, son las que deben estar. Esas personas me han enseñado que siempre y a pesar de todo me apoyan porque les importo. De nada me serviría presumir a miles de amigos, si solo uno se presenta cuando de verdad pido ayuda.

5. No te des por vencida

Cuando ella está entrenado para ir a combatir contra los hunos, siente que no puede. Tal vez piensa que es más débil que ellos. Una noche ve desanimado a su capitán y decide tomar cartas en el asunto. Se propone a sí misma esforzarse y disciplinarse más para tener lo necesario. El avance que tiene es impresionante y eso la hace sentirse mejor. Se da cuenta de  que es grande si ella lo cree. A veces nos olvidamos del poder que tenemos y que podemos encontrar si así lo decidimos. Muchas veces dejamos que los demás sean los que nos digan si podemos o no. La realidad es que solo nosotros decidimos qué y cómo podemos actuar. Yo aprendí a escuchar a mi corazón y a no dejar que nada ni nadie me detenga mientras no lo permita yo.

6. Ante todo, sé humilde

Al final, cuando ella logra vencer a Shan Yu, ¡el emperador de China la reconoce a nivel nacional! Hace una reverencia y cuando él la hace, todo el pueblo lo sigue. Mulan se siente conmovida ante tal actitud y agradece. El emperador le ofrece un puesto en su palacio, como secretaria de él. Se siente orgulloso de todo lo que pudo lograr. Sin embargo, ella agradece, pero decide regresar a casa con su familia. Ella mostró humildad, pues si hubiera querido, hubiera aceptado para sentirse superior. Sin embargo, ya había encontrado lo que quería y ya sabía cuál era su lugar.

En la vida, muchas veces nos encontraremos ante situaciones en las nos va bien, momentáneamente, y nos sentimos bien. Sin embargo, jamás debemos olvidar de dónde venimos, pues la vida siempre gira como ruleta rusa. A veces estaremos arriba y otras no, si olvidamos quiénes somos, el golpe será muy duro.

Este video te puede gustar