6 consejos para sobrevivir a la maternidad sin perder la cabeza

Algunas mujeres tienen la ilusión de convertirse en mamás, pero temen no poder sobrevivir a la maternidad. Ser madre no es cosa sencilla, aunque es una experiencia excepcional. Te compartiré algunos tips con los que pasarás de la mejor forma la vivencia maternal.

1. Cambios y más cambios

Ser mamá es una de las experiencias más gratificantes que una mujer puede tener. Sin embargo, implica cambios abrumadores en algunas ocasiones. A pesar de eso, los descubrimientos y recuerdos serán maravillosos. Para sobrellevar esta etapa, es mejor que veas todo con entusiasmo y no con angustia.

2. Confianza

Lo más importante es que creas en ti y en el instinto que vas a desarrollar. No existe ningún manual que te diga cuál es la fórmula para el éxito. Convéncete de que todo estará bien y de que siempre encontrarás la forma de resolver cualquier situación.

3. Pide ayuda

Muchas veces pensamos que ser mamás significa no cometer errores, pero es todo lo contrario. Se vale que a veces no sepas qué hacer o cómo hacerlo. Puedes pedir ayuda y no debes sentirte culpable por ello, pues eres mamá, no un ser perfecto. Cuando sientas que no puedes, tómate el tiempo necesario para que tu mente se despeje y relaje.

4. No idealices

Habrá veces que escuches a mujeres decir que lo conocen todo respecto a la maternidad. Por ejemplo, saben qué medicinas dar y para qué, o cuando ven raros a sus pequeños ya saben lo que les pasa. Sin embargo, el hecho de que conozcamos a los hijos no significa que sepamos qué piensan o sienten de manera exacta. Date la oportunidad de cometer errores.

5. Piensa que los hijos no son eternos

El problema de muchas mujeres es que piensan que los hijos siempre deben quedarse ahí con una. ¡Error! Los hijos en algún momento necesitan tomar su propio camino. Cada uno tiene una vida que hacer, relacionándose con otros en ciertas etapas.

6. Opinión independiente

Para sobrevivir a la maternidad debes saber que no todo lo que te digan debes hacerlo tuyo. Habrá quienes te apoyen y otros que te critiquen. No dejes que nada influya en ti y en la forma que haces las cosas. Cada situación es diferente y las soluciones también.

¡Ánimo!

Este video te puede gustar