Quantcast

5 días con 5 métodos diferentes para despertar; ¡dormilonas, encontré la solución!

Por  |  0 Comments

Si estás leyendo esto es porque, quizá, igual que yo despertar por las mañanas no sea tu fuerte. Debo confesar que, como buena Tauro, la cama es uno de mis lugares favoritos en la casa. Despertar para mí siempre ha sido un martirio. Antes de este reto intente de todo para despertar más temprano sin éxito. Así que decidí aceptar el reto para despertar temprano por amor a mi clase de yoga, a un desayuno más tranquilo y a llegar a tiempo a mi trabajo.

Hablé con varias personas cercanas que se despiertan a las cinco de la mañana todos los días para preguntarles cómo hacen para despertar tan temprano. Me dieron varios tips. Además consulte internet para ver si existían algunos métodos eficaces. Después de esta búsqueda decidí tratar con los cinco métodos que me parecieron mejores  y pues aquí está el resultado.

Primer método y el más agresivo de todos

Ok, leí en internet que existen varias aplicaciones para despertarte temprano. Algunas de ellas te cuentan las horas de sueño y te notifican cuando es momento de despertar. Con otras debes agitar el móvil con mucha fuerza al sonar la alarma para apagarla. Otra que encontré ¡TE QUITA DINERO! Es en serio. Esta aplicación te amonesta retirando dinero de tu cuenta si no despiertas.

Y bueno la que yo escogí tiene varias modalidades. Una te pone cuentas matemáticas o juegos de concentración para apagar la alarma. Entonces, si no contestas la operación tu móvil sigue sonando una y otra vez. Debo admitir que el método funciona, pero es super agresivo y no es excelente para despertar de buenas. Escogí que fuese el primero pues el lunes es el día que siempre salgo tarde. Lo intente un solo día, quizás con el tiempo te acostumbres. Solo lo recomendaría en casos extremos cuando tienes que salir temprano o tu vida corre peligro.

Día 2: colocar el celular lejos de donde duermes

Esta idea me la dio una de mis mejores amigas, qué es la persona más madrugadora que conozco. Me dio confianza pues ella es igual de dormilona que yo, así que le tuve mucha fe y lo intenté. Al irme a dormir puse la alarma y llevé mi celular al baño. Intenté no ser tan extrema, como llevarlo a la cocina, pues supuse que corría el riesgo de no oírlo. Por si fuera poco, puse mi celular dentro de un vaso para que la alarma sonará aun más fuerte. A la mañana siguiente mi alarma sonó, y tardé varios minutos en salir de la cama, pero lo logré. ¡Desperté mucho más temprano de lo que normalmente lo hago!

Día 3: avienta las cobijas, salta 3 veces, tiende tu cama y… recompensa

Este método fue una combinación de varios consejos. Así que en pocas palabras es encontrar una forma de no estar calentita, activar tu cuerpo y no volver a caer en la tentación de los 5 minutos. Así que me fui a dormir como siempre y a la mañana siguiente al sonar la alarma aventé con mis pies las cobijas al piso. Lamentablemente no recordé que mi pobre gata duerme conmigo. Asi que hubo un minino enojado conmigo todo el día. Bueno, salté de la cama e hice 3 burpees, claro que antes estire un poco, sí no yo también me hubiera lastimado. Por último, tendí mi cama y coloqué al minino en su spot para que continuará durmiendo. Funcionó mejor de lo que yo esperaba y, de hecho, tendí muy rápido mi cama para continuar con mi día.

Día 4: música en vez de alarma y corre las cortinas

Este día, en vez de alarma coloque un soundtrack con música para ir al gimnasio. Al sonar la alarma comenzó la canción y todo iba perfecto, hasta que corrí las ventanas. ARGGG no lo recomiendo para nada. Creo que con la música hubiese sido más que suficiente. En fin, si no tienes genes de vampiro como yo, puede que la luz te funcione. Ese día me levanté temprano y continué mi mañana yendo al gym una hora más temprano, fue maravilloso. Super recomendado.

Día 5: yoga en la cama

Este día combiné la alarma con música suave y un poco de yoga en la cama. Estiramientos super sencillos que puedes hacer dejando a un ladito tus cobijas. La realidad es que no me levanté muy rápido de la cama, pero aproveché esos cinco minutos extras para hacer estiramientos que me fueron despertando. En realidad fue maravilloso. Reconozco que debes tener fuerza de voluntad para empezar con los primero, pero una vez que lo logras sales de la cama más despierta y feliz.

Me divertí mucho haciendo este reto, así que me quedo con el despertar del día 3. Creo que es el más efectivo para salir rápidamente de la cama y activarte. Además, es excelente pues una vez que pones a circular tu sangre con estiramientos, o unos cuantos saltos, definitivamente ya estás despierta. Sí decides intentarlo quiero que me cuentes cómo te fue. Trata de no lastimar a tu mascota en el proceso.


Este video te puede gustar