5 decisiones al día para salvar tu matrimonio

Cuando los problemas tocan a la puerta del amor pueden ser muy difíciles de superar. Sin embargo, imposible no es. Simplemente debes tomar las riendas de la situación y tomar las decisiones correctas siguiendo tu corazón. A pesar de lo que digan los demás o lo complicado que sea la situación, tú debes seguir tu instinto y ver a futuro lo que realmente quieres. Si estás en busca de salvar tu matrimonio en los malos momentos llegaste al lugar indicado.

1.- Acto de humildad

El perdón es el acto más humilde para salvar tu matrimonio. Pero primero debes perdonarte a ti misma por hacerle daño a tu pareja. El compromiso es que tu aceptarás el error y el dejará de sentirse culpable por todo. No es una sensación bonita cuando tu pareja te da todo el peso de la culpa a ti. Así el podrá ver que realmente reflexionaste sobre su matrimonio y que est´s arrepentida por haberte comportado así. Más vale tarde que nunca. Si buscas amar primero aprende a perdonar.

2.- Ser agradecida

Cuando una persona se siente apreciada por otra sabe que vale la pena seguir intentando. Agradecer a tu pareja por todo lo que ha hecho y decirle lo mucho que lo aprecias, incluso en los malos momentos, es una buena manera de eliminar el remordimiento. Y como dice una frase: “Las acciones dicen más que mil palabras”, así que los actos de agradecimiento serán bien recibidos. Cocina su platillo favorito, míralo a los ojos y cuenten sus mejores historias, haz algunos deberes que a él le toquen, dale un pequeño respiro. El punto es hacerlo sentir con un peso menos y que piense mejor las cosas sobre ti y tu matrimonio.

3.- Ponerte en su lugar

En ocasiones estás tan ocupada echándole la culpa o gritándole que no consideras como se siente. Esta actitud puede hacer pensar a tu pareja que necesita un respiro de ti en su vida y se aleje para siempre. Ponte en su lugar, analiza cómo se siente o lo que hace en su trabajo. Dale un respiro de peleas y egoísmos personales y empieza a ver por ambos y no solo por ti. Al sentir comprensión de tu parte lo hará analizar todo otra vez. Si tu matrimonio se salva haz esto con más frecuencia y no solo cuando estén en problemas.

4.- Olvidar los problemas un rato

¿Qué tal si dejan las indiferencias por un lado y olvidan todo? Siempre es bueno disfrutar de la compañía de tu pareja sin peleas, ni gritos ni desacuerdos. Tomen asiento, mírense a los ojos y relájense. No te desanimes si tu pareja no quiere pues habrá más momentos en los que él te necesite y tu estarás a su lado. En fin, sin importar cual sea la actitud de tu pareja, tu simplemente relájate y piensa en otras cosas para sentirte mejor. Hazle saber que eres fuerte ante los problemas y que no permitirás que nada ni nadie los separe.

5.- Proponer una tregua

Una tregua con armonía en la que ambos dejarán esta guerra por la paz y seguirán con su camino. Si ambos tomaron la decisión de formar un matrimonio y pasar el resto de sus vidas juntos tomen el camino hacia la reconciliación. Tiempos difíciles siempre encontrarán, tanto en su matrimonio como en sus vidas independientes. Así que ambos deben aprender a superarlos y dejar esta competencia de niños pequeños. Con esta iniciativa ten por seguro que podrás salvar tu matrimonio.

Este video te puede gustar