4 errores que las mujeres cometemos al coquetear y que los alejan a kilómetros

Coquetear es una habilidad que se pule con el tiempo. Sin embargo, hay algunas cositas que las chicas hacemos cuando los nervios se interponen en nuestro camino. Es inconsciente. La triste realidad es que estos cuatro errores causan que ese chico no te pida tu número y, en el peor de los casos, salga corriendo. Yo los he cometido una y otra y otra vez, así que espero que ser consciente de ellos me ayude. De igual modo, espero te haga cambiar la forma en la que te estas acercando a los hombres que te gustan últimamente.

1.- Coquetear con inseguridad

Este es el peor error que cometemos al coquetear. Acercarte a un chico pensando que no recuerda tu nombre o que no sabe quién eres es erróneo. Evita estos pensamientos. Si estás dispuesta a acercarte a un chico, no le preguntes: “¿Me recuerdas?”. Acuérdate que la memoria masculina no es tan amplia. En vez de preguntarle si te recuerda, acércate y prueba con: “Ey, soy fulanita nos conocimos en tal lado y vamos a la misma clase de yoga”. Si los haces de esta forma, evitas el momento incómodo en el que este chico no te recuerda. Además, le das tu nombre y un background a la conversación que iniciaste. Acercarte a un chico no es nada sencillo, pero mientras más lo practiques será más fácilr<.

2.- Ser la chica “cansada y ocupada”

Temo decirte que estar cansada y super ocupada con tu trabajo no es sexy, punto. Así que cuando un chico se te acerca y pregunta: “¿Cómo te ha ido últimamente”, evita esta verborrea de lo atareada y cansada que has estado desde que no lo has visto. En primer lugar, es imposible que le cuentes en cinco minutos lo que te ha pasado en este tiempo. Y segundo lugar, una mujer con el letrero tatuado de cansada y ocupada se traduce como que tu único valor se encuentra en el trabajo. Es mejor que contestes algo sencillo, algo agradable que hiciste ayer o hace un rato. Lee los dos escenarios:

  • Escenario 1
    – Chico: “¡Hey! ¿Qué tal va todo?”.
    -Chica: “Estoy super ocupada y muy cansada. De hecho, casi no he dormido por la preocupación de acabar mi trabajo. Tengo mil juntas el día de hoy y ni siquiera he podido desayunar”.
    – Chico: “Lo lamento, espero que hoy puedas dormir y deberías desayunar eso te hace daño. Nos vemos luego”.
  • Escenario 2
    -Chico: “¡Hey! ¿Qué tal va todo?”
    -Chica: “Muy bien gracias. Empecé a tomar clases de yoga por las noches, es muy relajante. De hecho, ahora voy a comprar un café para comenzar bien la mañana”.
    – Chico: “Yoga, suena super. Yo también debería tomar un café. ¿Vamos juntos?

Espero que veas el punto. No te culpes a ti misma, been there, done that too.

3.- No aceptar cumplidos

Si le gustas a un chico, te aseguro que te hará un cumplido en algún momento. La reacción normal de una chica mala para ligar es declinar el cumplido. Cuando un chico te hace notar lo bien que te ves, sueles contestar cosas como: “me veo terrible”, “estoy a dieta porque estoy muy gorda” o peor aún: “no lo creo, hoy ni me bañé”. Chica, por favor deja de contestar cosas tan terribles. Acepta el cumplido, te aseguro que si te vieras como un balde de basura el ni siquiera se acercaría. No le demuestres tu propia inseguridad, no es sexy. Ser segura de ti misma, sí lo es.

4.- El tema de conversación

Cuando estamos nerviosas, solemos comentar temas que solo son admisibles en una conversación íntima de amigas. ¡Aguas!, contarle al chico con el que recién sales los íntimos secretos de tu amiga que está teniendo una terrible relación amorosa en este momento no es una buena idea. Evita hablar de los problemas de las personas con las que convives a diario, concéntrate en cosas divertidas. Algo que recién hayas leído, una serie, algo más interesante que la vida de los demás. El chico en cuestión podría tener cierta desconfianza si nota que cuentas los secretos de tus amigas así como así. No es algo que denote confianza.

Espero que esto te sirva. Practícalo con la gente que se acerque a platicar contigo. Verás cómo tienes un mejor resultado con tus relaciones en general. Si practicas, cuando llegue el momento tendrás las armas y te saldrá muy bien. Los errores que las mujeres suelen tener con los chicos son corregibles.

Este video te puede gustar