4 dolores en el cuerpo que demuestran que tienes problemas emocionales

Las mujeres más saludables son perfectamente conscientes de sus emociones y sentimientos. Tienen una inteligencia emocional superior. Cuando no contamos con esta inteligencia podemos  desencadenar en nuestro cuerpo una serie de dolores que demuestran que tenemos problemas emocionales.

El equilibrio emocional siempre influye en la salud física. Somos un solo cuerpo que debe lidiar con todos los problemas. El día a día puede convertirse en una bomba de tiempo, el estrés es simplemente el detonante. Ten cuidado de los siguientes dolores, pues suelen ser solo la punta del iceberg. Los problemas emocionales son el mal de nuestros tiempos.

Cabeza

El dolor de cabeza es el más común del mundo. Frecuentemente la razón es estrés, los músculos del cuello y la espalda se tensan lo cual produce un dolor de cabeza que puede durar varios días. La solución más sencilla para decirle adiós a este malestar es respirar profundamente y hacer algo de ejercicio. Busca ayuda si este problema es muy frecuente.

Cuello

 

El dolor de cuello es super común y se debe a una mala postura. El dolor de espalda también puede ser una señal de falta de flexibilidad ante la vida o un problema con el control. Cuando intentas que todo a tu alrededor funcione como quieres, el estrés es tanto que afecta tu cuello. Sé un poco más flexible, es imposible darle gusto a todos. Además no puedes controlar más lo que pasa contigo misma. Es momento de empezar a amarte y a aceptarte un poco más, tener control de todo simplemente es imposible.

Espalda

Este dolor suele ser el más común en las personas que se hacen las fuertes. Cargas con tantas cosas en tu mente que tu cuerpo lo resiente. Sí, aunque tú lo no creas, tu cuerpo está consciente de todos esos pensamientos que no dejan de rondar tu mente. Finalmente el dolor de espalda refleja un sinfín de preocupaciones que cargamos. Delega obligaciones, no tienes que hacerlo todo tú.

Estómago

El odioso dolor de estómago normalmente es un síntoma de nervios en exceso. Dejando de lado las infecciones y demás problemáticas intestinales, que te duela el estomago solo deja ver que tus emociones son mucho más fuertes de lo que tú crees. Cultiva la inteligencia emocional, de otro modo no habrá forma de deshacerte de este mal.

Este video te puede gustar