4 factores que están matando la relación con tu hermana

La relación con tu hermana puede ser de lo más bonita. En lugar de estar como perros y gatos peleando todo el tiempo o ignorándose, ¡procúrala! La familia es lo único con lo que podemos contar, en realidad. Aunque haya amigos, quienes van a estar siempre apoyándote, sin importar la situación, son tus padres y tus hermanos. Así que no eches estos consejos en saco roto y reconcíliate con tu hermana.

Cómo cuidar la relación con tu hermana

Los hermanos pueden ser los mejores amigos de la vida, pero también los peores enemigos si solamente nos encargamos de llevar mal la relación. Hay muchos factores que pueden estar arruinando tu lazo fraterno. Tal vez estés a tiempo de repararlo: ¡no esperes más!

Comparar

relación con tu hermana

Todo empieza “hablando” (en realidad peleando) sobre cualquier diferencia. Por más simple que sea, esto las hace enloquecer y terminan siendo irracionales y diciéndose frases hirientes de las que después se arrepienten. Se la pasan comparándose entre ustedes: “Tú hiciste tal cosa, ¿por qué yo no?”, “a ti mis papás te dieron esto y a mí no”, etcétera. Lo mejor es que hables con ella desde el momento en que adviertes que lo que hace te enoja o te hace sentir mal. Otra opción es que cambies la dinámica. Por ejemplo: escríbele mensajes sorpresa, invítala a salir y diviértanse mucho. Esto les dará la oportunidad de conocerse de forma distinta a la de siempre. Son personas diferentes, así que no hay nada que comparar, ¿ok?

Ignorar

relación con tu hermana

Después de tanto pelear, ya no quedan ganas de hablar nunca. Así que el camino más fácil es que se ignoren. Cada vez que tienen que coincidir, hasta se preparan para no verse ni la cara. ¡Es horrible! Se siente un huequito en el pecho, ¿no?, o mucho coraje. Estos sentimientos te hacen daño y terminan por destruir aún más su relación. No dejes que esto pase. No importa lo que haya sucedido y lo que se hayan dicho, discúlpate y/o habla con ella. En alguien debe caber la prudencia y si ella no da el primer paso, hazlo tú.

Celos

relación con tu hermana

Los celos son un arma de lo más destructiva. Cuando estás celosa, de quien sea, tu cuerpo experimenta una sensación entre coraje y tristeza porque no estás segura de ti misma y eso no es asunto de nadie más que tuyo. Arregla tus asuntos y no involucres a las personas que más te quieren. Si crees que a tu hermana le va mejor que a ti, pues soluciona eso. Es decir, es tu perspectiva y en el caso de que sea verdad, pon manos a la obra e intenta cambiar tu destino. Si tu hermana es la celosa, apapáchala mucho para que sienta tu cariño y apoyo y échale porras.

Furia

relación con tu hermana

No van a estar toda la vida furiosas y sin hablarse. También hay algunas que no se ignoran y en lugar de eso se la pasan en una pelea eterna, gritándose las peores palabras y desgastando por completo la relación. ¡Ya relájense! Necesitan sentarse a replantearse la situación y dejar a un lado las actitudes/heridas que les hacen daño.

Otra opción es acudir con un profesional que sepa de dinámicas para ayudarles a bajarle a ese switch de coraje. A veces un simple “perdón” puede cambiar la situación.

Este video te puede gustar