3 verdades incómodas de ser una mujer independiente

La idea de ser una mujer independiente en estos días ya no es del todo descabellada. De hecho muchas hemos logrado tener una buena independencia económica e incluso hemos incursionado en las relaciones abiertas. Durante estos años me he dado cuenta de lo mucho que no se dice de las mujeres independientes. Pues aunque suena a una forma excelente de vivir hay 3 verdades incómodas de las que no podemos escapar.

Perdemos la energía femenina en el camino

Es algo normal pero de lo que nadie habla. Cuando te conviertes en una mujer independiente, muchas de tus acciones se volverán a la energía masculina. Esa energía que tiene todo bien controlado y en su lugar. Esa energía competirá contra tu creatividad femenina y al final te escudarás tras la masculina, porque sabemos que en este mundo liderado por hombres, de no comportarte como uno podrías no conseguir tu independencia.

Tener muchas energía masculina no es malo, pero a veces se necesita que centres de nuevo tu energía y regrese a quien realmente eres. Porque pese a que podemos ser tan rudas como ellos, algo es verdad, la energía femenina puede ser muy poderosa cuando la usamos a nuestro favor.

Cómo usar tu energía femenina para atraer el amor

Los hombres a tu alrededor van a comenzar a comportarse extraño

En este mundo hay de dos, los hombres evolucionados que aceptan a las mujeres independientes y las respetan . Cómo también están los hombres que no saben muy bien cómo comportarse con una mujer independiente y algunos hasta se aprovechan de ellas. Son los hombres que prefieren ser mantenidos, los que ven que puedes pagar una cena y ya no se molestan en darte esa atención. Creéme vas a encontrar muy pocos hombres evolucionados que estén dispuestos a mediar tu energía con la de ellos. Esto supone hombres preparados e inteligentes.

Así es como ellos mandan señales de que están viviendo la crisis de los 40

Es un camino solitario la mayor parte del tiempo

Ser una mujer independiente te va a llevar bastante trabajo, noches sin dormir, esfuerzo extra y en el mejor de los casos tendrás un gran equipo de apoyo detrás de ti. Pero la verdad es que pocas veces sabrás bien a dónde te estas dirigiendo y peor aún, no sabrás a ciencia cierta si lo que estás haciendo lo haces bien o mal. Es un camino complicado pero bien vale la pena y claro no es nada sencillo. Hay muchas cosas con las que tendrás que lidiar.

Ser una mujer independiente no es sencillo, pero se va convirtiendo n un estilo de vida sustentable mientras avanzas.

Este video te puede gustar