17 razones por las que me siento feliz de ser mexicana

Con mucho orgullo puedo decir que me siento feliz de haber nacido y de vivir en México. A pesar de las malas cosas que se dicen sobre este país, sé que aún hay mucho que rescatar. Son más cosas o puntos buenos, que lo malo. En todo el tiempo que tengo de vida, he podido conocer diferentes cosas en este hermoso país. Te contaré un poco de ello.

1. Deliciosa comida

Para empezar, lo más importante y valioso que tiene mi hermoso país es la comida. No importa si se trata de tacos al pastor, pozole, pancita o los exquisitos tamales. Toda la comida es deliciosa y lo mejor es que al ir a otros estados, tu paladar puede deleitarse con platillos que tal vez no imaginabas, pero que una vez que pruebas, vas a amar.

2. El tequila y el mezcal

Me siento feliz de ser mexicana, porque el tequila y el mezcal son símbolos nuestros. Ya sea durante una fiesta, en una plática con tu mejor amigo o para contrarrestar el malestar estomacal. Así como lees, estas bebidas funcionan para calmar las molestias luego de haber comido demasiado.

3. El mariachi

Los mariachis son símbolo indiscutible de la mexicanidad. Ya sea en un funeral, para despedir a algún ser amado, usamos mariachis. Cuando es cumpleaños de alguien, llevamos mariachis para festejarlo. En una reunión, también escuchamos mariachis para sentirnos felices. La vida nos sabe mejor con los mariachis.

4. Los museos

No conozco muchos museos en los estados, pero al menos puedo decir que los que existen en la Ciudad de México son fabulosos. Además, encontramos una gran variedad, para todas las edades y gustos. Ya sea el del juguete, el del zapato o el MUNAL. Todos tienen su encanto y conociendo todos ellos conoces un poco más de la historia de este país.

5. Tradiciones

En México, las tradiciones son algo con mucho peso y como buenos mexicanos somos fieles a ese festejo. Son varias las fechas, pero si algunas tienen más peso, podría decir que se trata del Día de Muertos y el Día de la Virgen. Esas fechas son primordiales. Y claro, el día de la Independencia de nuestro país.

6. Xochimilco y sus trajineras

Podría tomarme el atrevimiento de decir que quien no ha ido a Xochimilco y no se ha subido a una trajinera no ha vivido o no puede hacerse llamar mexicano. Las trajineras son una especie de lancha que en la parte principal tiene un nombre con mucho color. Está techada y dentro de ella hay una larga mesa con muchas sillas. Se presta para pasar una tarde amena en el lago, con la familia o amigos, saborear una deliciosa comida y diversión.

7. Zonas arqueológicas

Aunque en la ciudad no hay tantas zonas arqueológicas, las que existen son hermosas. Es interesante ver cómo varían un poco de acuerdo al lugar en el que se ubican.

8. Hablar con albur

El albur es algo que sólo entendemos los mexicanos. Unos más que otros, pero siempre hay un momento en el que nos da por hablar en doble sentido con nuestros amigos o incluso la familia.

9. Lucha libre

La lucha libre también es un símbolo distintivo de los mexicanos. Una cosa es verla por la televisión. La experiencia en vivo es grandiosa y aunque no sepas nada de lucha te contagias de una vibra padrísima. Terminas gritando de tal forma que incluso puedes quedar afónica.

10. Cantantes de renombre

Pedro Infante, Juan Gabriel, Vicente Fernández. Todos hemos escuchado alguna canción de ellos y tal vez en una fiesta hasta cantamos. Te sorprendes, pero es cierto.

11. Los trajes típicos

Cada estado se caracteriza por ciertos trajes típicos en específico. No es lo mismo los trajes que se usan en el sur, que los de las personas del norte. Todos tienen un punto distintivo que los hace únicos. Sin importar de qué región vienen, son hermosos.

12. Cada estado es un estuche de monerías

Visitar un estado siempre te dejará con ganas de regresar y conocer más. Ya sea por las historias que cuentan, la comida o por los sitios que tiene para conocer. Todos son grandiosos y puede que te sorprenda todo lo que hay. No te quedes con lo que sólo encuentras en las redes sociales o internet. Siempre es mejor preguntar con los habitantes locales, pues hay muchos lugares “escondidos” que son magníficos.

13. Chapultepec

No se trata sólo del castillo, sino del lago y el bosque. Cada parte tiene su magia y conocerlo hará que sepas algo más sobre tu país y su historia.

14. Sus playas

En lo personal, me encantan las playas del sur (Oaxaca, Guerrero). He tenido la oportunidad de conocer otras y sin duda tienen lo suyo. Sería cuestión de que visitaras las playas para que tengas una opinión propia.

15. Viajar en metro

A pesar de todo lo que se escucha sobre que el metro es un caos, la realidad es que es el mejor transporte. Gracias a todas las líneas con que cuenta, puede llevarte al norte o al sur en cuestión de minutos. Lo malo es cuando alguien cae a las vías o llueve porque la marcha del tren es lenta.

16. Carnavales

México se caracteriza por tener carnavales para toda ocasión. En muchos sitios los hay y puedes ir a disfrutar no sólo de los bailes, sino de la deliciosa comida y compañía de la gente.

17. Lenguaje rico y extenso

Sin duda, el español de México es más extenso de lo que podemos imaginar. No es como el inglés u otros idiomas. Aquí puedes encontrar hasta tres palabras que hablan de una misma cosa. Es el mejor idioma a mi parecer.

Este video te puede gustar