15 señales de que no has olvidado a tu ex

¿Crees que ya has olvidado a tu ex o no estás segura? Entonces por qué no echas un vistazo a estas señales. Tal vez te lleves la sorpresa de que no le has dado vuelta a la página.

Señales de que no has olvidado a tu ex

Todas nos hacemos las fuertes en algunos momentos en los que en realidad nos sentimos frágiles. Con el tiempo nos lo empezamos a creer y entonces de pronto parece que lo hemos olvidado todo. ¿En serio? ¿Sí lo olvidaste? Si al terminar de leer esto estás firmemente plantada en tu aseveración, pues ¡felicidades!, si no, repite mil veces: “Next!”

1. Es el primero que pasa por tu mente cuando necesitas algo

Cuando algo sucede, ya sea bueno o malo, el primero a quien acudes es él. Por lo menos es el primero en el que piensas. Es difícil para ti, quizás para ambos, romper esa comunicación después todo, ¿no?

2. Aún tiene pertenencias tuyas

Tu ex tiene cosas tuyas, tal vez una muy pequeña e insignificante. No importa cuántas cosas ni de qué tamaño, tú piensas en ellas. No es que las necesites, simplemente es un pretexto que te tiene enganchada aún a él. Entonces tienes dos opciones: resuelves siendo desprendida y dejando ir esos objetos o las pides ya mismo… con un mensajero.

 3. Los comparas a todos con él

Cada vez que sales con alguien, no puedes evitar compararlo con tu ex. Se convirtió para ti en el parámetro con el que mides a cada hombre. No es justo ni para ellos ni para ti. Así que ya ponte las pilas y si decides salir con otras personas, dales una verdadera oportunidad y también a ti.

4. Piensas en encontrártelo

Piensas mucho en encontrártelo por casualidad. La simple idea te hace emocionar o de plano te da rabia. Por si las dudas, tú te arreglas: “¡no vaya a ser la de malas!”. Incluso pasas por los lugares que visitaban juntos o los evitas por completo. Cualquiera de los dos extremos indican que obviamente no lo has superado, mujer.

5. Nueva rutina

Esa parte de tu cuerpo que siempre supiste que le fascinaba o ese detalle que a ti no te gusta lo estás ejercitando. De pronto tienes una nueva rutina de ejercicio para destacar ese atributo despampanante y eliminar ese que no te agrada. ¿En serio, por él? Está perfecto que canalices de esa forma tus pensamientos, pero haz las cosas por ti. Además, te aseguro que no volverá solo por eso, y si sí, entonces ni siquiera vale la pena.

6. Lo “stalkeas”

Te metes a todas las redes sociales para saber qué está pasando en su vida cada segundo. Esto no es nada sano para ti, solamente te crea telarañas en la cabeza y te hace mucho daño. Por favor, esto sí no lo hagas. ¡Ya detente!

7. Si descubres que sale con alguien, inmediatamente te comparas con ella

Es típico que te das cuenta (por estar husmeando en su Facebook) de que ya está saliendo con alguien. Inevitablemente empiezas a compararte con ella, que si es más alta, el busto, el cabello, todo lo observas bien. ¡No enloquezcas! Olvídate de que fuiste su novia y mejor haz lo mismo que él y supéralo, porfis.

8. Buscas recuperarte

Esta frase de “un clavo saca a otro clavo” parece que a muchos les ha funcionado. Entonces te lo repites a ti misma mientras vas buscando con quién olvidarte de tu ex. Esto es una señal de que debes darte un tiempo para ti y tratar de curarte de otra forma. Si sales inmediatamente con alguien, solamente pondrás el dedo en la llaga y quizá lastimes a un tercero que ni la debe ni la teme.

9. Te la pasas hablando de él

A cada rato lo sacas a colación, no importa el tema. Evidentemente sigue en tu cabecita y es normal después de haber pasado tantas cosas juntos. Hablar de él no te dejará olvidarlo. Así que intenta hablar de otra cosa.

10. No logras deshacerte de los regalos ni de las fotografías

Después de una larga relación es obvio que tengamos esos recuerdos en casa. Las cosas que te regaló o boletos de conciertos a los que fueron juntos, fotografías en el celular, etcétera. Es difícil deshacerte de todo esto, ¿cierto? Pues si aún no quieres hacerlo es porque todavía quieres tenerlo cerca de alguna forma. ¿No crees que lo mejor es que te desprendas de todas esas cosas?

11. Tus necesidades biológicas no dejan a tu ex atrás

Cada vez que el sexo sale a la plática o ves una película con escenas eróticas quizá te acuerdes de él y de sus caricias… Esta es otra señal de que aún no lo olvidas, aunque sea solo el sexo lo que te haga recordarlo.

12. Todo te recuerda a él

Si cada vez que caminas por la calle, algo te hace recordarlo, él sigue en tu mente y en tu corazón. Entonces cuando escuchas música y ves películas, cada historia y cada canción te evoca aquellos tiempos. Deja de negarlo: no lo has olvidado.

13. No quieres borrar su número

Otra razón por la que sigues esperando a que vuelva es que aún tienes su contacto por doquier. No lo bloqueas de tu cuenta de Facebook por si quiere buscarte, tampoco borras su teléfono por si llegaras a necesitarlo. Seguramente ya te sabes su número, pero eliminarlo te hará más sencillo dejar de buscarlo o esperarlo.

14. Sientes que aún necesitas hablar con él para hacer el cierre

Aunque ya hayan mandado todo al diablo, necesitas esa despedida. Quizás sea buena idea, pero algunas veces resulta contraproducente, pues terminan recordando cosas. Entonces piénsalo bien antes de que te enganches más.

15. No dejas de contestarle llamadas y mensajes

Es típico también que a pesar de haber terminado la relación, él sigue buscándote. Ya sea mediante mensajes o llamadas, él se asegura de saber de ti y de que no lo olvides. No importa si acabaron bien o mal, no es conveniente que le sigas el juego, pues eso no te dejará darle vuelta a la página. Así que ponle un alto.

¿Entonces? ¿Sí es cierto que ya lo olvidaste?

Este video te puede gustar