11 razones por las que NO te debes sentir mal por ser mamá soltera y debes mandar a todos al carajo

No te debes sentir mal por ser mamá soltera, pues la maternidad a solas nunca ha sido sencilla. Las mujeres que lo hacen tienen que lidiar con más de un problema distinto a las mamás que tienen pareja. Ninguna mejor que la otra; sin embargo, se les reconoce el arduo trabajo que implica ambos papeles, trabajar y mantener a flote la cordura que esto supone.

No debes sentirte mal por ser mamá soltera, pues aunque muchas personas anticuadas lo vean mal, el trabajo que haces día a día por tus hijos es lo más importante. Con o sin pareja una mujer hace muchos sacrificios por mantener bien a sus hijos. Además, hay muchas verdades por las cuales nunca debes sentirte avergonzada.

1.- Ser mamá es un trabajo de tiempo completo

Que la gente diga lo que quiera, pero ser mamá es un trabajo más duro de lo que parece. Ser mamá soltera no es solo ser madre, es ser mujer, trabajar y aunque nunca podrás ocupar el lugar de su papá muchas veces haces cualquier locura para lograrlo. Date crédito, haces todo lo posible para que tus hijos crezcan sin problemas.

2.- Te preocupas de más por la figura paterna que deberían tener tus hijos

Por supuesto que no puedes ser el papá y la carencia de esta figura puede ser dura en la vida de un hijo o hija. Sin embargo, no estás dispuesta a dejar que cualquier hombre se introduzca en tu vida familiar, pues sabes que si llega el indicado debe amar a tus hijos como si fueran suyos.

3.- Porque tu esfuerzo no pasa inadvertido

Porque aparte de todo lo que implica ser madre, muchas mamás solteras trabajan, y eso es admirable. Realizan todo ese trabajo sin ayuda y lo hacen de maravilla. De hecho, es mucho mejor para los pequeños tener una mamá que trabaja y persigue sus sueños a pesar de lo que pase. No tienes idea de qué gran inspiración puede ser una mujer fuerte que lucha por lograr sus sueños y por sacar adelante a su familia.

4.- Por tu infinita paciencia

Porque ser madre requiere mucha paciencia. Los niños no son cosa sencilla y muchas veces por más cansada que estés sigues dispuesta a ayudarlos a todos con sus tareas escolares. Finalmente amas a tu familia, no debes sentirte mal por ser mamá soltera.

5.- Por el amor con el que haces las cosas

No cualquier mujer es capaz de mantener el orden en su hogar, mientras cría sola a sus hijos y, además, lidia con los problemas diarios. El amor que le tienes a tu familia viene implícito en las acciones de tu día a día.

6.- Por tu sonrisa de diario

Porque a pesar de vivir en una sociedad donde muchas veces tu papel de madre es cuestionado, tomas las cosas con una sonrisa. No importa qué tan difícil sea la situación actual, siempre tienes tiempo para reír y mostrar una sonrisa a tus hijos. No debes sentirte mal por ser mamá soltera, ante todo hay que sonreírle a la vida.

7.- Porque encuentras el equilibrio cuando tu vida pasa por turbulencias

Si hay algo por lo que las mujeres merecemos admiración es porque siempre encontramos la forma de salir adelante. Debes mantener el equilibrio por tus hijos y a veces eso no es nada sencillo. Mucho menos cuando estás sola.

8.- Por la responsabilidad que tienes al tomar decisiones

Tomar decisiones como pareja involucra cierta responsabilidad por ambas partes. Sin embargo, como mamá soltera muchas veces tienes el peso de ser la única en tomar la decisión. Con esto vienen las posibles consecuencias que esto implica.

9.- Porque no involucras a tus hijos en tus decisiones amorosas

Es difícil ser mamá soltera y conocer a alguien en el ámbito amoroso. Hay mucha responsabilidad de por medio, pues no invitarás a cualquiera a formar parte de tu vida familiar. Estás completamente de acuerdo en que tu debes ser quien decida sobre tu vida amorosa a pesar de tener hijos, pues tu bienestar se refleja completamente en tus hijos.

10.- Porque a veces no tienes tiempo de descansar y sigues de pie

Simplemente por el hecho de que eres la primera en levantarte y la última en irte a la cama. Te vales por ti misma para cumplir con cada una de las responsabilidades del día a día.

11.- Porque eres una mujer fuerte

No hay más eres una mujer fuerte y amorosa mereces todo el respeto del mundo. No debes sentirte mal por ser mamá soltera. Al final solo tú sabes con cuantas situaciones has tenido que lidiar el día hoy. Eres el mundo de tus pequeños y mientras los ames y procures no tienes nada de qué sentirte avergonzada.

Hay varias cosas que las mamás solteras olvidan a menudo, es un trabajo de lo más dificil. Siempre que te sientas desesperada no olvides que lo estas haciendo bien. Respira, los problemas siempre vienen y van. Todo va a salir bien.

Este video te puede gustar